Comparte esta noticia

Los rescates los realizó el Equipo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil (EREIM) con base en Álora (Málaga), apoyados por la Unidad de Helicópteros (UHEL) de Granada.
Uno de los rescates fue especialmente complicado debido a la corpulencia del herido.

Agentes del EREIM han llevado a cabo 3 rescates en los últimos dos días a personas que se encontraban con distintos problemas en la montaña.

El martes 12 fue el día donde los guardias civiles del EREIM tuvieron más intervenciones. La primera llamada recibida les alertaba que una mujer de 28 años de edad y vecina de Málaga que hacía senderismo con su perro se había perdido en el monte “La Maroma” debido a la niebla reinante en la zona.

Fue necesaria la intervención de la Unidad de Helicópteros (UHEL) de la Guardia Civil de Granada para que, junto con los agentes del EREIM de la Guardia Civil de Málaga realizaran el rescate.
La mujer y su perro fueron localizados ilesos en una zona con baja visibilidad por la niebla que había en la zona y posteriormente fueron trasladados hasta la localidad de Vélez Málaga.

Esa misma noche recibieron otro aviso de rescate. Dos jóvenes se habían perdido en la zona de “El Chorro”.
Tras varias horas realizando la búsqueda a pie, los guardias civiles encontraron sanos y salvo a los dos jóvenes que se habían desorientado cuando cayó la noche, no siendo capaces de encontrar el camino de
regreso.
El último y más complicado rescate que ha tenido que realizar el EREIM en estos días se llevó a cabo en el día de ayer cuando unos turistas de nacionalidad alemana subieron en el teleférico de Benalmádena y comenzaron a andar por la montaña sin el calzado ni la vestimenta necesaria para realizar esta práctica en ese terreno escarpado.
Desorientados, uno de los componentes del grupo resbaló y se fracturó la tibia de su pierna izquierda.
Debido a su corpulencia, cercana a los 2 metros de altura y a 160 kgs de peso, y dada la dificultad de su traslado en camilla, se consideró más viable su evacuación vía aérea, por lo que se movilizó el helicóptero de la Unidad de Helicópteros de Granada.
Los guardias civiles del EREIM tuvieron que realizar el rescate con unas técnicas de agarre más sofisticadas que permitiera realizar el salvamento en helicóptero con las debidas garantías de seguridad para el rescatado y para los rescatadores.


Hay que recordar que, cuando se va a realizar una salida a la montaña se
deben tomar las medidas necesarias para realizar esta actividad con seguridad.
No hay que olvidar que el tiempo en la montaña puede cambiar de manera
repentina, por lo que hay que revisar la previsión meteorológica, llevar ropa
y calzado adecuado a la actividad que se va a realizar, llevar un teléfono móvil con su batería cargada y no olvidar alimentos y agua para estar hidratados.

 

habla con El Caso