Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal especializado en la comisión de robos con fuerza, que habría actuado en establecimientos y domicilios situados en las localidades malagueñas de Marbella, Estepona, Mijas, Coín y Guaro. La investigación, iniciada a raíz de la sustracción el pasado mes de agosto de una caja fuerte con 70.000 euros de un conocido festival de música en Marbella , ha permitido identificar y detener a siete personas por su presunta responsabilidad en los hechos. En los cuatro registros llevados a cabo, en el marco de la operación Star, los agentes han intervenido 20.000 euros en efectivo, además de sustancias estupefacientes, dispositivos electrónicos y numerosos efectos procedentes de los robos. La autoridad judicial competente ha decretado el ingreso en prisión de los tres principales investigados.

A mediados del pasado mes de agosto, el robo de una caja fuerte que contenía 70.000 euros, en un célebre festival de música en la localidad de Marbella, dio pie al inicio de las indagaciones, realizadas por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta -UDEV-, adscrita a la Comisaría Local de Marbella.

El modus operandi empleado para la sustracción de la caja fuerte -cortes de luz y desconexión de las cámaras de vigilancia tras el concierto-, determinó que los artífices del robo tenían conocimientos específicos de electricidad, así como también conocían perfectamente el funcionamiento de los dispositivos de seguridad empleados en el festival.

Entre los sospechosos figuraban varios trabajadores del festival

Continuando con las pesquisas, los agentes comprobaron que varios de los trabajadores del festival, con antecedentes por delitos contra el patrimonio, pertenecían a un grupo criminal dedicado a robos en oficinas, establecimientos e incluso domicilios, llegando a recibir trabajos por encargo.

Según las diligencias practicadas, la red habría robado incluso en despachos de abogados que previamente habían representado a los investigados.

Los integrantes del grupo delincuencial se encontraban altamente cualificados y entre ellos existía un claro reparto de funciones. Así, mientras el cabecilla seleccionaba los objetivos, otros tres miembros de la red se encargaban de la ejecución de los robos. Por su parte, el resto de los integrantes se dedicaban a guardar los efectos sustraídos y a buscarles salida, así como también a adquirir sustancias estupefacientes con los beneficios de la actividad ilícita.

Así, tras la total identificación de todos los componentes del grupo, los agentes procedieron a la detención de siete personas –cinco hombres y dos mujeres- como presuntos responsables de los delitos de pertenencia a grupo criminal y robo con fuerza.

Durante la operación Star, los agentes han esclarecido una docena de robos con fuerza y han practicado cuatro registros domiciliarios en las localidades de Guaro, Estepona y Marbella, interviniéndose gran cantidad de efectos sustraídos, dispositivos electrónicos, sustancias estupefacientes, útiles para el tráfico de drogas, un ciclomotor, matrículas dobladas y 20.000 euros en efectivo.

Los arrestados y las diligencias tramitadas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Marbella, autoridad que decretó el ingreso en prisión de los tres principales investigados en la causa