Comparte esta noticia

En base al informe forense, la muerte del joven sueco se produjo por un edema pulmonar, vinculado con el consumo de óxido nitroso y otras sustancias.

 

La muerte no se produjo por ahogamiento ni rotura del cuello, según el resultado de la autopsia.

 

En la muerte del joven no se han encontrado indicios de implicación de terceras personas.  Los investigadores de la Policía Nacional dan por finalizado el caso.

habla con El Caso