Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Marbella a un hombre, de 35 años, por un delito de conducción temeraria y atentado a agentes de la autoridad. Los hechos iniciales ocurrieron en Marbella, cuando el arrestado comenzó a infringir las normas de tráfico y poner en peligro la vida de otros conductores. Agentes de la localidad observaron su actitud e intentaron darle el alto policial, si bien, el conductor emprendió la huida dirección San Pedro Alcántara. Tras una persecución por la A-7, el vehículo fugado llegó a realizar diversos cambios de dirección y sentido hasta que colisionó con un radio patrulla, lesionando a sus ocupantes. Finalmente, el infractor pudo ser detenido con el apoyo de otro indicativo policial, resultando igualmente lesionados los agentes ante la violencia y agresividad mostrada por el arrestado. Un conductor de un automóvil, que ha resultado con el parabrisas roto, ha presentado denuncia por los daños ocasionados por el vehículo infractor, el cual circulaba a más de 150 km/h en una vía cuya velocidad máxima permitida es de 50 km/h.

Los hechos han tenido lugar la madrugada del pasado domingo, en la N-340 a su paso por Marbella. Los agentes iniciaron una persecución al observar como un vehículo iba haciendo maniobras peligrosas y estaba poniendo en peligro al resto de los usuarios. Al percatarse éste de la presencia policial, ignoró las indicaciones policiales y siguió realizando maniobras evasivas, emprendiendo la huida por la A-7 en dirección a San Pedro Alcántara, llegando alcanzar velocidades superiores a la permitida en ese tipo de vía.

Cuatro agentes heridos y un vehículo policial destrozado

Durante la persecución, el conductor cambio de sentido y de dirección en diversas ocasiones. Finalmente, a la altura de Puerto Banús, accedió a una vía sin salida y, lejos de amedrentarse ante la presencia del vehículo policial, aceleró hasta colisionar frontalmente con el radio patrulla. Tras el impacto, el conductor, que quedó atrapado en el interior del vehículo, fue liberado por los agentes actuantes, no precisando asistencia médica urgente. Durante su arresto el detenido mostró gran violencia y agresividad, produciendo lesiones a otros dos policías.

Además, el conductor de un vehículo que ha resultado con el parabrisas roto ha presentado una denuncia por los daños ocasionados por el automóvil infractor, el cual circulaba a más de 150 km/h en una vía cuya velocidad máxima es de 50 km/h.

Posteriormente, el arrestado fue trasladado a dependencias de la Policía Local donde fue sometido a un control de alcoholemia, dando como resultado positivo.

Ya en dependencias de la Policía Nacional los agentes han comprobado que el arrestado iba indocumentado. Una vez instruido el atestado policial el detenido será puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Detenidos de Marbella.