Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención en las localidades de Málaga, Marbella, Fuengirola y Alicante de siete integrantes de dos organizaciones criminales suecas, extremadamente violentas, asentadas en la Costa del Sol. Tres víctimas de un tiroteo, de las que una ellas resultó gravemente herida, habrían sido los presuntos responsables de un intento de secuestro -a punta de pistola- cometido el día anterior en Marbella. La lucha de dos organizaciones criminales, enfrentadas desde el año 2013 a raíz del asesinato del líder de uno de los grupos, sería el detonante de numerosos hechos sangrientos acontecidos, principalmente, en Suecia, habiendo utilizado incluso explosivos para acabar con la vida de los miembros rivales, poniendo en grave peligro a la ciudadanía. El Juzgado encargado de la causa decretó para los arrestados por delitos de tentativa de homicidio, tentativa de detención ilegal, organización criminal, tenencia ilícita de armas y robo con violencia, prisión provisional.

Desde Suecia a la Costa del Sol

Dos organizaciones criminales de origen sueco, rivales y extremadamente violentas desplazaron sus disputas, detonadas en 2013 con el asesinato de uno de sus líderes, hasta la provincia de Málaga. Los agentes especialistas en la investigación del crimen organizado tuvieron conocimiento del desembarco de estos ciudadanos suecos, tras un incidente con armas de fuego ocurrido en mes de septiembre contra un establecimiento marbellí. Actuación que se saldó con la detención de varios miembros de una de las organizaciones.

Nuevos incidentes violentos

Así, el pasado 30 de octubre, tuvo lugar un suceso en la terraza de un céntrico establecimiento hostelero marbellí. Un cliente sufrió una tentativa de secuestro cuando cinco individuos -con armas de fuego- lo amenazaron, golpearon e intentaron introducirlo por la fuerza en una furgoneta, si bien, finalmente, pudo zafarse y huir.

Un día después, a las 03:00 de la mañana, un nuevo episodio de violencia aconteció en la vía pública de Fuengirola cuando dos hombres encapuchados tirotearon a los ocupantes de una furgoneta, dándose a la fuga. Uno de los ocupantes del vehículo resultó herido de gravedad, siendo ingresado de urgencia en un centro médico.

Conexión entre los hechos

Los agentes consiguieron acreditar y relacionar a las víctimas del tiroteo con la tentativa de secuestro, resultando ser los atacados los presuntos autores del mismo.

Los esfuerzos de los investigadores se centraron en identificar y localizar, a la mayor brevedad posible, a todas las partes implicadas, al tener la certeza que podrían sucederse más hechos violentos debido a la rivalidad existentes entre las bandas, con el consiguiente peligro potencial para los ciudadanos, a sabiendas del “modus operandi” de ambas organizaciones, quienes venían actuando a cualquier hora del día con la finalidad de lograr su objetivo.

Este dispositivo policial culminó con la inmediata identificación y detención de siete personas, apenas tres días después del suceso -dos de ellos fueron detenidos en la provincia de Alicante-, miembros de ambas organizaciones criminales, por los delitos de tentativa de homicidio, tentativa de detención ilegal, organización criminal, tenencia ilícita de armas y robo con violencia, poniendo fin a la lucha que se había trasladado recientemente a la provincia de Málaga. Además fueron practicados varios registros donde los agentes intervinieron vehículos, dispositivos móviles y 12.000 euros en efectivo.

La Autoridad Judicial competente ha dictado el ingreso en prisión para todos los investigados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

habla con El Caso