Comparte esta noticia

 

La Policía Nacional ha desarticulado una trama criminal que se dedicaba, supuestamente, a la adquisición de cocaína en la costa de Málaga para su posterior distribución en la provincia de Jaén. En el marco de la operación ‘Mágina’, los agentes han detenido a tres personas por su presunta participación en un delito de tráfico de drogas, entre ellas el líder de la red, un vecino de Mancha Real (Jaén) que sería quien financiaba la compra de estupefacientes. Asimismo, se ha intervenido un kilogramo de cocaína a dos de los investigados cuando, tras adquirir la droga en la capital malagueña, iniciaban el viaje de regreso en un vehículo a tierras jienenses.

La trama, asentada en Mancha Real

La operación ‘Mágina’, llevada a cabo de manera coordinada por agentes del Grupo I de Estupefacientes de UDYCO-Costa del Sol y del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría Local de Linares, se inició a partir de unas informaciones que apuntaban a una supuesta trama, asentada en Mancha Real (Jaén), cuyos integrantes se dedicarían a adquirir cocaína en la costa de Málaga para luego distribuirla en diversas localidades de Jaén, como la propia Mancha Real y Linares, entre otros municipios.

Continuando con las indagaciones, los investigadores estrecharon el cerco sobre los sospechosos y siguieron su pista hasta Málaga capital, donde detectaron una operación de compraventa de droga.

La Policía logró detener a dos miembros de la red, de 20 y 35 años, cuando, tras adquirir la droga en la capital malagueña, iniciaban el viaje de regreso en coche a la provincia de Jaén.

Tras un intento fallido de darse a la fuga, el vehículo de los sospechosos colisionó con otro de la Policía, cuyos agentes procedieron finalmente a su arresto sin que tuvieran que lamentarse daños personales de consideración -tan solo materiales-. Los supuestos narcotraficantes opusieron resistencia a la detención.

Con posterioridad, y fruto de arduas gestiones, los investigadores detuvieron al cabecilla de la red, tratándose de un vecino de Mancha Real, de 30 años, que sería el encargado de financiar la compra de sustancias estupefacientes, según las pesquisas.

En el transcurso de la investigación, los agentes intervinieron 1.019 gramos de cocaína, un vehículo a motor y tres teléfonos móviles.

Ingreso en prisión del principal investigado

Tras ser puestos los detenidos a disposición judicial, la autoridad judicial competente dictó el ingreso en prisión del principal investigado.