Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en el distrito centro de Málaga una vivienda dedicada al cultivo, almacenaje y distribución de marihuana, y han detenido a dos hombres como presuntos responsables de un delito contra la salud pública. El punto desmantelado se encontraba dispuesto para proveer a otros vendedores de droga. En el registro fueron intervenidos 20 kilogramos de marihuana y 68.880 euros en efectivo, entre otros efectos.

La investigación tuvo su origen en el conocimiento, por parte de los agentes del grupo de investigación de la Comisaría de Distrito centro de Málaga, de la existencia de una vivienda, ubicada en el barrio del Molinillo, donde al parecer se cultivaba marihuana.

Ante tales hechos se estableció un dispositivo de vigilancia en torno al lugar. Fruto del mismo se llevaron a cabo varias aprehensiones de hachís, realizándose en diferentes días y franjas horarias, las cuales permitieron a los investigadores ubicar el domicilio sospechoso.

Igualmente, y durante el desarrollo de la diligencia de entrada y registro del inmueble investigado, los actuantes observaron como un joven salía de una vivienda sita en la planta superior y que, al percatarse de la presencia de los policías, volvió a introducirse en el domicilio dejando la puerta abierta e intentado escapar por la ventana.

Distribución al por mayor

Ante la reacción del joven, los agentes se dirigieron a su vivienda, donde detectaron un fuerte olor a marihuana. Tras instar a los posibles moradores a que abandonaran el inmueble, se mostraron dos personas a las que procedieron a identificar.

Dado el fuerte olor y la presunción que dentro del domicilio se estuviera cometiendo un ilícito, los responsables de la investigación exhortaron a la autoridad judicial para que permitiera, a su vez, el registro de esta segunda vivienda, siendo concedido por la misma.

Ante la presencia de los dos varones se realizó un nuevo registro, localizando en el interior una plantación de marihuana. La droga se encontraba dispuesta en cogollos, parte de ella ya empaquetada y dispuesta para su venta.

El peso total de la sustancia estupefaciente alcanza los 20 kilogramos. También fueron intervenidos 68.880 euros en efectivo, una envasadora al vacío, útiles para la preparación y empaquetado de la sustancia, varios terminales móviles y diversa documentación de interés.

De la ampliación de la investigación derivaron nuevas pesquisas, que permitieron comprobar que la vivienda descubierta se dedicaba al cultivo, almacenaje y distribución al por mayor de marihuana.

Los investigadores procedieron a la detención y puesta a disposición de la autoridad judicial de los dos hombres como presuntos responsables de un delito contra la salud pública.

Se continúan con las pesquisas para el total esclarecimiento de los hechos.