Comparte esta noticia

 

 

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de una operación contra el tráfico de drogas al menudeo desarrollada en Ronda, han desmantelado un punto de venta de drogas en el Barrio de La Dehesa y han detenido a los presuntos responsables, una mujer de 53 años y su hijo de 23, ambos de nacionalidad española, como presuntos responsables de un delito de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico. Durante el operativo se ha practicado un registro en el domicilio de los investigados donde los agentes han intervenido 8,04 gramos de cocaína en roca, 333,88 gramos de polen de hachís, 185 gramos de cogollos de marihuana y cinco plantas de marihuana, además de útiles relacionados con la confección, venta y distribución de la droga.

La investigación se originó a raíz de diversas actuaciones reiteradas en el mismo lugar donde ya se habían realizado aprehensiones de droga. A partir de ese momento, se inició una investigación a fin de localizar a los responsables y proceder a su detención.

Fruto de las pesquisas, los agentes hallaron la vivienda e identificaron a sus moradores -una mujer y su hijo- los cuales se estarían dedicando a la venta de estupefacientes al por menor en su vivienda ubicada en un barrio de la localidad.

Registro domiciliario

Una vez comprobados todos los extremos se solicitó la correspondiente orden de entrada y registro en el domicilio investigado. Con la autorización del juzgado y en colaboración con la UPR y Guías Caninos de Málaga se llevó a cabo el operativo que concluyó con la desarticulación de un punto de venta de droga y la detención de sus dos responsables.

En la vivienda intervinieron 8,04 gramos de cocaína en roca, 333,88 gramos de polen de hachís, 185 gramos de cogollos de marihuana y cinco plantas de marihuana, además de útiles relacionados con la confección, venta y distribución de la droga y procedieron a la detención de una mujer y su hijo como presuntos responsables de un delito de tráfico de drogas.

Durante la práctica del registro los agentes pudieron comprobar cómo la vivienda se abastecía de suministro eléctrico público, presentando un enganche ilegal, atribuyéndole a los investigados un presunto delito de defraudación de fluido eléctrico.

 

 

 

 

 

 

 

habla con El Caso