Comparte esta noticia

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado ayer un punto de venta de droga en un piso de Las Albarizas, en Marbella, y han detenido a dos personas -un hombre, de 21 años, y una mujer, de 39, ambos de nacionalidad española-, por su presunta participación en un delito contra la salud pública. En el operativo, los investigadores han intervenido 70 dosis de cocaína, 45 papelinas de heroína, 750 euros en efectivo, una pistola tipo táser, un proyectil del calibre 22 y un teléfono móvil.

 

La operación antidroga, liderada por agentes del grupo de Delincuencia Urbana de la Comisaría Local de Marbella, con colaboración de policías de la UDYCO de la Brigada Provincial de Policía Judicial y los GOES, se inició a partir de una información que apuntaba al incremento de la delincuencia -sobre todo hurtos y robos en interior de vehículos- cerca del barrio de Las Albarizas, al parecer, por toxicómanos que delinquirían para obtener dinero y así pagar sus adicciones.

 

Continuando con las indagaciones, los investigadores detectaron el trasiego de personas que acudía a un inmueble para abandonarlo a los pocos minutos de visitarlo. Los agentes realizaron varias actas de aprehensión de estupefaciente entre compradores que acudían al citado lugar.

 

Tercera vez que se desmantela el punto de venta en la misma casa

 

Fruto de las diligencias practicadas, los agentes situaron el piso en el que se realizaba la actividad ilícita, no siendo la primera vez que se desmantelaba un punto de venta en este inmueble de Las Albarizas -es la tercera vez que se desactiva en los últimos cuatro años-.

 

La propietaria de la vivienda, una mujer perteneciente a un conocido clan en el barrio y con antecedentes por delitos contra la salud pública, se valía para efectuar la venta de un joven con problemas de adicción y con antecedentes por delitos contra el patrimonio.

 

El Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella, en funciones de guardia, autorizó la entrada y registro en el inmueble. El domicilio fue asegurado con el apoyo de los GOES -Grupos Operativos Especiales de Seguridad-.

 

Arrojó por una ventana las dosis que tenía preparadas para la venta

Dentro de la vivienda se detuvo, al frente del negocio, al joven investigado, que en el momento de la entrada arrojó a la calle, por una ventana, las dosis que tenía preparadas para la venta y el dinero recaudado hasta el momento. En el operativo se intervinieron 70 dosis de cocaína, 45 papelinas de heroína, 750 euros en efectivo, una táser, un proyectil del calibre 22 y un teléfono móvil.

 

habla con El Caso