Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo una operación policial, que culminó el pasado 11 de octubre con la intervención de 500 kilogramos de cogollos de marihuana y la detención de 16 personas por su relación con los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a grupo criminal y falsificación de documentos. La trama delincuencial estaría dedicada, de forma continuada, a la adquisición, acopio, preparación y transporte de importantes cantidades de droga -oculta entre mercancía de curso legal- por vía terrestre, principalmente con destino Alemania y Holanda. Los miembros realizaban las transacciones de compra de marihuana en la localidad gaditana de Jimena de la Frontera, para posteriormente trasladarla a dos fincas que disponían en Almería con el fin de almacenarla, prepararla y enviarla a terceros países.

La investigación, realizada por la UDyCO, concretamente, el Grupo de Crimen Organizado de la Comisaría Local de Torremolinos, de manera conjunta con el Grupo de Estupefacientes de la Comisaría Local de El Ejido (Almería), puso de manifiesto la proliferación de grupos provenientes de los países del este, asentados tanto en la Costa del Sol como en las costas de Granada y Almería, y que operaban en el tráfico de drogas entre España y Europa.

A comienzos del mes de octubre, se iniciaron las pesquisas sobre una célula que residiría en dos viviendas unifamiliares de las localidades de Félix y Vícar (Almería), y que estarían dedicados a la adquisición, almacenamiento, preparación y envío de importantes cantidades de droga con destino países como Alemania y Holanda.

El entramado obtenía importantes cantidades de marihuana en la localidad de Jimena de la Frontera (Cádiz), donde posteriormente era transportada hasta una guardería de droga situada en La Alpujarra almeriense. Una vez almacenada, llevaban a cabo su envasado y ocultación entre carga de mercancía legal, para finalmente proceder a su exportación a terceros países de la Unión Europea.

16 detenidos y 500 kilogramos de marihuana

Por todo ello y ante la sospecha de una inminente carga, los agentes activaron un dispositivo tendente a la interceptación de manera sorpresiva de los investigados y la sustancia ilegal.

Así, el pasado 11 de octubre, los investigadores procedieron a la localización en la carretera A-91, a la altura del término municipal de Vícar, de dos vehículos -uno lanzadera y uno de carga- donde resultaron arrestados cuatro personas e incautados 300 kilogramos de cogollos de marihuana.

Durante el desarrollo del operativo los agentes sorprendieron en la vivienda utilizada como guardería y base de operaciones a 12 personas más, que realizaban tareas de preparación y envasado de marihuana.

Finalmente, en los registros se incautaron 200 kilogramos de cogollos de marihuana, 14 teléfonos móviles, envasadores, balanzas de precisión y efectos para el envasado de la materia.

 

 

 

 

 

 

 

 

habla con El Caso