Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido el pasado día 4 de octubre en Málaga a dos hermanos, de 19 y 21 años, por su presunta responsabilidad en una curiosa estafa relacionada con la compra y posterior devolución de teléfonos móviles de alta gama. Según la investigación, los sospechosos compraban terminales de última generación que pagaban en efectivo en grandes superficies comerciales y posteriormente devolvían la caja del producto, no sin antes retirar el teléfono y sustituirlo por un bloque de plastilina -en una cantidad que simulaba el peso del terminal- y precintar de nuevo el paquete -que quedaba a la vista perfectamente embalado-.

Con este particular modus operandi, los investigados habrían cometido ocho delitos de estafas en las provincias de Málaga, Cádiz y Sevilla, ascendiendo a 6.882 euros el importe estafado en la compra de telefonía móvil.

Los hechos delictivos fueron cometidos entre el 25 de septiembre y el 4 de octubre en centros comerciales de Málaga, Cádiz, Los Barrios, Jerez de la Frontera, Sevilla y San Juan de Aznalfarache. El modus operandi utilizado hacía que los vendedores de telefonía móvil no desconfiaran de los clientes.

Precisamente, en Málaga capital -último hecho conocido-, los sospechosos compraron un smartphone valorado en unos 850 euros y regresaron apenas unas horas después para devolver el producto, alegando que no era de la capacidad que necesitaban y, por ello, solicitaban la devolución del dinero.

En esta ocasión, los defraudadores fueron detectados por el personal de seguridad privada del establecimiento, que ya estaban prevenidos al contar con información interna sobre la nueva estafa detectada en Andalucía. Así, las indagaciones confirmaron que los clientes del establecimiento comercial en Málaga pretendían devolver una caja que no incluía su teléfono original, el cual había sido sustituido por un bloque de plastilina.

Los sospechosos, que resultaron ser hermanos, resultaron arrestados en relación con los hechos. Además, investigadores de la Comisaría de Distrito Centro de Málaga continuaron con las pesquisas y descubrieron que estas mismas personas serían responsables de otras siete estafas con el mismo modus operandi en las provincias de Cádiz y Sevilla.

 

 

 

 

 

 

habla con El Caso