Comparte esta noticia

 

La Policía Nacional ha llevado a cabo una larga operación, en el marco de una investigación por un delito de tentativa de homicidio, en la que han resultado detenidos tres hombres como presuntos responsables. Los hechos se habrían producido en Puerto Banús (Marbella), cuando los implicados propinaron una paliza a una mujer a la que acusaban de haberles sustraído un reloj. Dos de los agresores propinaron golpes, patadas y puñetazos a la víctima que le provocaron la inconsciencia. Uno de ellos fue detenido in situ por los policías actuantes y los otros dos huyeron del lugar en un coche. La rápida actuación de los servicios sanitarios evitó la muerte de la víctima que recibió asistencia y fue trasladada al hospital debido a las heridas de gravedad que presentaba.

Los hechos tuvieron lugar el 16 de setiembre de 2021, en la zona de Puerto Banús, cuando varios indicativos de Policía Nacional acudieron a la calle Comercio donde al parecer varias personas estaban propinando una brutal paliza a una mujer. A su llegada, los agentes socorrieron a una persona inconsciente en el suelo, avisando inmediatamente a los servicios sanitarios. Según las primeras pesquisas realizadas in situ los presuntos autores habrían huido del lugar. Dos de ellos lograron escapar en un vehículo, mientras que el tercero fue arrestado, finalmente, en las proximidades.

Llegaron a golpear a la víctima repetidamente con una botella en el rostro

Gracias a la rápida actuación de los servicios sanitarios, la mujer logró salvar su vida, presentaba heridas y fracturas de gravedad. Tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario donde fue intervenida quirúrgicamente en varias ocasiones.

Con la información recabada, los agentes de la Comisaría Local de Marbella encargados de la investigación lograron identificar a los otros dos presuntos autores huidos, uno de ellos habría abandonado España y el otro se habría escondido en la localidad de Estepona.

Finalmente, los agentes lograron localizar y detener a ambos. Uno de ellos cuando regresaba a España y se disponía a realizar su entrada en el territorio nacional en un vuelo procedente del Reino Unido, donde se había ocultado todos estos meses. El último de los arrestados en Estepona, localidad donde se mantenía oculto. Ambos resultaron detenidos como presuntos responsables de un delito de homicidio en grado de tentativa. Sobre el hombre oculto en Estepona pesaba, además, una orden europea de detención y entrega dictada por las autoridades judiciales de Reino Unido por un delito de municiones, componentes, armas de fuego, explosivos para lo que tenía señalado una pena de cuatro años de privación de libertad.

Una vez recibidos por la autoridad judicial dos de los detenidos ingresaron en prisión y el tercero de ellos quedo en libertad con cargos.