Comparte esta noticia

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 27 años como presunto responsable de los delitos de abuso sexual a menor de edad y corrupción de menores. Según las pesquisas, el arrestado habría conocido al menor a través de las redes sociales y, tras ganarse su confianza haciéndose pasar por una niña de 15 años, lo convenció para intercambiar vídeos y fotografías de contenido sexual. Durante el registro efectuado en la vivienda del detenido los agentes han intervenido más de 4.000 archivos de pornografía infantil. La autoridad judicial encargada de la instrucción de los hechos ha decretado su ingreso en prisión.

La investigación, que ha finalizado con la detención en Valencia del presunto responsable de los hechos, se inició después de que la Policía Nacional tuviera conocimiento de un delito de abuso sexual a un menor, a raíz de la denuncia presentada por la progenitora de la víctima en la Comisaría de Marbella. En ella la mujer pone de manifiesto que su hijo, menor de edad, ha estado intercambiándose fotos y videos de contenido sexual por medio de varias aplicaciones de mensajería instantánea con una persona desconocida.

Tras conocer los hechos, la UFAM de la Comisaría marbellí inició diversas gestiones tendentes a comprobar la veracidad de los hechos, constatando que el presunto autor se hacía pasar por una niña de 15 años, embaucando a la víctima para, de manera continuada e insistente, solicitarle fotos y videos de contenido sexual.

La intensa y cuidadosa investigación, llevada a cabo con la colaboración del Grupo de Ciberdelincuencia de la Comisaría Provincial de Málaga, permitió identificar y localizar al responsable, evidenciando que esta persona residía en la provincia de Valencia.

Por ello y en aras de proceder a la resolución de lo indagado, los agentes de la UFAM de la Comisaría de Marbella en colaboración con especialistas en Ciberdelincuencia de la Jefatura Superior de Valencia procedieron, el pasado 11 de noviembre, a la detención del sospechoso.

El registro efectuado en el domicilio y más concretamente sobre los dispositivos electrónicos e informáticos del arrestado reveló, inicialmente, un contenido de más de 4.000 archivos de pornografía infantil, entre los que se incluían vídeos de adultos manteniendo relaciones con menores de edad.

Red de pedofilia a nivel internacional

Dada la ingente cantidad de información incautada, así como la difusión nacional e internacional realizada de los archivos, los agentes consideran que estarían ante una red de pedofilia de alcance internacional. La investigación continúa abierta.

El detenido por su presunta responsabilidad en los delitos de abuso sexual a menor de edad y corrupción de menores ha sido enviado a prisión preventiva por orden del juez instructor de la causa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

habla con El Caso