Comparte esta noticia

 

La Policía Nacional ha detenido en Vélez-Málaga a un hombre de 52 años tras ser sorprendido cuando disparaba, supuestamente, a los gatos de una vecina con una escopeta de plomos. Según las pesquisas, el investigado, que fue arrestado por su presunta implicación en un delito de maltrato animal, habría dejado malheridos a dos felinos y sería responsable de la muerte de otros tantos gatos y un perro en diferentes circunstancias.

Los hechos delictivos tuvieron lugar en diferentes espacios temporales. Una mujer residente en la localidad de Vélez-Málaga había sufrido la pérdida de varias mascotas en situaciones dispares y en un breve espacio de tiempo, coincidiendo con la llegada de un nuevo vecino a un inmueble colindante a su vivienda.

Así, primero localizó a su perra ahogada en la piscina; más tarde halló a uno de sus gatos malherido -el animal murió por la gravedad de las lesiones tras dos meses de padecimientos-; y, más recientemente, otro de sus felinos fue encontrado muerto en las proximidades de su casa.

Comentarios despectivos hacia los animales

La perjudicada ya sospechaba de su nuevo vecino, que en alguna ocasión le había hecho algún comentario despectivo hacia sus animales y que, para más inri, colocaba palos y cuerdas junto a la puerta de acceso a su vivienda -un comportamiento que ella interpretaba como una amenaza-.

Posteriormente, el sospechoso fue sorprendido in fraganti cuando disparaba a los gatos de la denunciante. Esta vez dos felinos sufrieron graves lesiones al recibir los impactos de los plomillos, teniendo su dueña que invertir 1.200 euros en asistencias veterinarias para sus mascotas.

Finalmente, los agentes detuvieron al investigado por supuesto maltrato animal e intervinieron la escopeta de aire comprimido que habría utilizado para perpetrar el ataque a los animales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

habla con El Caso