Comparte esta noticia

La Policía Nacional ha logrado detener a una ciudadana de Rumanía con múltiples antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio, se le imputan como presunta autora de un total de tres delitos de hurto y un delito de robo con violencia, todos ellos cometidos a ciudadanos extranjeros en la localidad de Marbella.

 

 

Las víctimas eran engañadas con el “abrazo o hurto cariñoso” para sustraerles relojes de alta gama

El modus operandi utilizado era el denominado como “abrazo o hurto cariñoso”, si bien los autores no dudaban en utilizar la violencia en caso de que la víctima se percatara de la sustracción. Este modus consiste en entablar conversación con la víctima con cualquier excusa, para a continuación establecer algún tipo de contacto físico, como pudiera ser un apretón de manos o un abrazo, aprovechando este contacto para sigilosamente sustraer los objetos de valor.

En el caso concreto las joyas sustraídas en la localidad de Marbella (Málaga) se corresponden con varios relojes de alta gama, valorados algunos de ellos en más de 90.000 euros. La detenida, fue identificada por la Policía Local de Palamós en el transcurso de una infracción administrativa por el estacionamiento de un vehículo, constándole una requisitoria policial por la Policía Nacional por los hechos expuestos.

Se procedió a su detención como presunta autora de tres delitos de hurto y un robo con violencia, pasando a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de La Bisbal d´Emporda (Girona), quien dispuso su libertad provisional estableciendo medidas cautelares.