Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Estepona, a un hombre de 23 años como presunto responsable de los delitos de tráfico de drogas, robo de vehículo y falsedad documental. El arrestado viajaba de copiloto en un vehículo que fue interceptado tras arremeter verbalmente sus ocupantes contra unos agentes. Durante su identificación se comprobó que portaba una bolsa con diez placas de hachís y 1.125 euros. El conductor del turismo se dio a la fuga, poniendo en peligro a los policías actuantes. Tras las gestiones practicadas se localizó el domicilio del arrestado donde fueron intervenidos 72.000 euros -ocultos en un falso techo-, documentos de identidad falsificados y tres vehículos –uno de ellos figuraba como sustraído en Francia-.

De manera fortuita

Los hechos ocurrieron el pasado lunes día 24, cuando agentes de investigación adscritos a la Comisaría Local de Estepona desarrollaban -de paisano- un dispositivo de vigilancia contra el menudeo de sustancias estupefacientes.

Durante el control, que provocó momentáneamente la ralentización del tráfico, los ocupantes de un vehículo ajeno a la intervención policial comenzaron a increpar a los policías actuantes, procediendo estos a su identificación ante la agresividad que mostraban.

Cuando se disponían a comprobar la identidad del acompañante, el conductor del vehículo emprendió la huida a gran velocidad, teniendo los agentes que apartarse para no ser atropellados.

En la inspección de una bolsa que portaba el copiloto del turismo, los policías localizaron un kilogramo de hachís -dispuesto en placas-, así como 1.125 euros, motivo por el que procedieron a la detención del varón, de 23 años, por lo un delito contra la seguridad pública.

Registro domiciliario practicado gracias a la colaboración de las autoridades policiales belgas

Posteriormente, y dada la poca colaboración mostrada por el detenido, se realizaron arduas averiguaciones con autoridades policiales de Bélgica para su completa identificación, hecho que permitió a los agentes ubicar el domicilio del mismo en Estepona.

El día 25, previa autorización del juez encargado de la causa, los investigadores procedieron al registro de la vivienda, donde se incautaron 206 gramos de la misma sustancia que portaba el detenido en vía pública y 72.000 euros, los cuales estaban ocultos en un falso techo. Además fueron intervenidos varios documentos falsos y tres vehículos de alta gama, figurándole a uno de ellos un señalamiento en vigor por haber sido sustraído en Francia.

Finalmente, el detenido que resultó imputado por los delitos de tráfico de drogas, robo de vehículo y falsedad documental, fue puesto a disposición de la autoridad judicial.

Se continúan con las gestiones tendentes a la identificación y detención del conductor del turismo, que huyó del lugar al verse sorprendió por los agentes.