Comparte esta noticia

El sospechoso, un español de 27 años, ha sido arrestado por su presunta implicación en los delitos contra la seguridad vial y falsedad documental  llevaba matrículas dobladas

La Policía Nacional ha detenido en Estepona al conductor de un todoterreno que resultó estar robado- después de que una patrulla lo sorprendiera circulando a gran velocidad por la autopista A-7 y acabara perdiendo el control del vehículo, dando incluso varias vueltas de campana. El sospechoso, un español de 27 años, ha sido arrestado por su presunta responsabilidad en los delitos contra la seguridad vial y falsedad documental el coche llevaba matrículas dobladas.

Los hechos ocurrieron el pasado día 18 de septiembre, a las 20:30 horas, en la autopista A-7 a su paso por Estepona sentido Cádiz. Una patrulla de la Policía Nacional observó que el conductor de un todoterreno circulaba a una gran velocidad en un tramo limitado a 80 km/h.

Después de que la patrulla se pusiera a la altura del vehículo sospechoso y los agentes indicaran al conductor, con indicaciones acústicas y luminosas, que tomara la próxima salida para identificarle, el sospechoso incrementó la velocidad y comenzó a dar tumbos por la vía, adelantando a otros vehículos por la izquierda o por la derecha, indistintamente, poniendo así en riesgo la seguridad del tráfico y los usuarios.

Finalmente, el conductor del vehículo dado a la fuga terminó perdiendo el control del mismo cuando tomaba la salida 153 de la autopista A-7, dando varias vueltas de campana debido probablemente al exceso de velocidad llegó a alcanzar los 180 km/h, según se recoge en el atestado.

Los agentes auxiliaron al conductor del coche, que salió del mismo por sus propios medios, siendo asistido in situ por una ambulancia.

Continuando con las indagaciones, los agentes constataron que el todoterreno tenía matrículas dobladas correspondían a otro vehículo de otra marca y modelo. Además, debido al estado en el que quedó el vehículo y con apoyo de Bomberos, los agentes alcanzaron a ver la zona donde había sido troquelado el número de bastidor, confirmándose que había sido denunciada su sustracción en Esplugas de Llobregat (Barcelona).

habla con El Caso