Comparte esta noticia

 

La Policía Nacional ha detenido en Fuengirola a una empleada desleal como presunta responsable de apropiación indebida de productos de tecnología de alta gama y su posterior venta, tanto en plataformas de internet de venta de productos como en comercios locales. La trabajadora aprovechaba su puesto en una empresa de paquetería para sustraer los paquetes, no anotando los mismos como recibidos en los libros de registro de entrada. Fruto de la investigación fueron imputadas otras tres personas, presuntas autoras de la receptación de parte de los artículos robados. En los registros efectuados se recuperaron multitud de efectos sustraídos, así como 2.950 euros en metálico.

Las averiguaciones llevadas a cabo por parte de agentes adscritos a UDEV de la Comisaría Local de Fuengirola tienen su origen en la denuncia interpuesta por una empresa de paquetería, donde daban cuenta de la perdida de numerosos paquetes, principalmente productos tecnológicos de alta gama, suponiendo unas pérdidas económicas que llegarían a alcanzar los 50.000 euros.

En plataformas y comercios locales

Las gestiones llevadas a cabo por los investigadores permitieron establecer contacto con supuestos compradores que, desconociendo la procedencia ilícita, habrían adquirido los productos denunciados a través de plataformas de compra venta de artículos de segunda mano.

Igualmente, los agentes verificaron que algunos de los artículos desaparecidos habían sido vendidos a través de varios comercios especializados en la venta y reparación de aparatos tecnológicos. Por ello, fueron identificadas e imputadas tres personas encargadas de estos establecimientos, como presuntos receptadores.

Finalmente, las informaciones obtenidas confirmaron que, los artículos desaparecidos habrían sido sustraídos por una trabajadora de la empresa de paquetería, de 46 años, destinada en la sucursal afectada. La autora robaba paquetería –principalmente material tecnológico de alta gama- que luego vendía a través de plataformas o con la colaboración de establecimientos abiertos al público.

Ante tales hechos los agentes procedieron a la detención de la investigada por un delito continuado de apropiación indebida.

En los dos registros realizados, uno en su taquilla de trabajo y otro en su domicilio, resultaron recuperados números productos sustraídos, valorados en 14.000 euros, así como 2.950 euros en metálico.

De los hechos conoce el Juzgado de Instrucción número UNO de Fuengirola.