Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido, en Málaga, a una mujer de 45 años, por su presunta responsabilidad en un delito de acoso, injurias y vulneración a la intimidad. La investigada acosaba a través de distintas redes sociales a la nueva compañera sentimental de su exmarido y a familiares de ésta. Llegó a abrir numerosos perfiles falsos, algunos de ellos referidos a la víctima, a través de los cuales le enviaba mensajes y publicaba fotografías de la perjudicada y familiares cercanos a ésta. Esta modalidad de acoso, vulneración a la intimidad y amenazas, es conocida en el argot policial como STALKING u hostigamiento a una persona de forma insistente.

La investigación se inició a primeros de año, a raíz de la denuncia presentada por una mujer en relación a la situación de acoso a la que estaba siendo sometida por parte, supuestamente, de la exmujer de su compañero sentimental. Esta mujer, a la que interpuso una querella en el 2021, habría vuelto a acosarla, mediante mensajes, a través de distintas redes sociales. Habría creado cuentas falsas con imágenes de la denunciante y familiares, además de publicar comentarios insultantes hacia su persona y peticiones de amistad con intenciones maliciosas.

Una vez aportadas todas las pruebas y contrastados los hechos, los agentes de la UDEV de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Málaga establecieron un operativo para la localización y detención de la investigada, por su presunta responsabilidad en los delitos de acoso, injurias y vulneración a la intimidad.

La arrestada habría utilizado diversas plataformas de internet, con millones de usuarios, para realizar las publicaciones, lo que multiplicaría exponencialmente en número de personas que tenían acceso a tales difamaciones y, a su vez, la posibilidad de publicarlas y difundirlas. Con el objeto de evitar ser “pillada” por las Fuerzas y Cuerpo de Seguridad, la investigada iba eliminando las cuentas utilizadas y creando otras para seguir acosando a la víctima.

Las pesquisas pudieron determinar la vinculación de la investigada con más de una docena de cuentas creadas en redes sociales en las que se insultaba a la víctima. Éstas eran creadas desde un mismo identificador informático (ID), un mismo correo o un mismo teléfono, todos ellos atañidos con la detenida.

La víctima ha sufrido un cambio grave en su vida que le ha alterado su modus vivendi a raíz del acoso recibido, necesitando asistencia médica por ello.

Las diligencias practicadas han sido remitidas al Juzgado de Instrucción Número Cinco de Torremolinos.