Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han arrestado en Torremolinos, el pasado día 14 de febrero, a un fugitivo de 24 años y nacionalidad alemana, reclamado por las autoridades de su país en relación a la tentativa de asesinato de dos personas. El prófugo habría huido de su país tras los hechos, encontrándose alojado en un establecimiento de hostelería bajo una identidad falsa. El fugitivo ya ha sido puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción número cinco de la Audiencia Nacional.

El detenido era localizado el pasado día 14 de febrero, en la localidad de Torremolinos, tras la investigación llevada a cabo por el Grupo III de Estupefacientes y Relaciones Internacionales de la Comisaria Provincial de Málaga. Las gestiones practicadas permitieron localizar a M.D.H., de 24 años y nacionalidad alemana, en las proximidades de un establecimiento de hostelería donde se encontraba alojado con una identidad falsa.

Un defecto técnico del arma evita la agresión a una segunda víctima

Concretamente, el arrestado tenía en vigor una OEDE -Orden Europea de Detención y Entrega- desde el 4 de febrero del año en curso. Según el contenido de la misma, el fugitivo habría intentado asesinar a dos personas, el pasado 18 de diciembre, en Wiesbaden (Alemania). El día de los hechos, el investigado acudió a una cita que había concertado con otro individuo. Una vez en el lugar, sobre las 22:20 horas, y aprovechando la falta de luz, se escondió tras unos arbustos esperando la llegada de la otra persona. Cuando este individuo y un acompañante se personaron en el lugar fueron sorprendidos por el investigado que, sin decir una palabra, apuntó a una de las víctimas con un arma de fuego, efectuando dos disparos que le alcanzaron en las nalgas y en la columna vertebral torácica. Seguidamente, el sospecho apuntó al acompañante, si bien, y gracias a un defecto técnico del arma, el disparo no llegó a producirse, huyendo rápidamente del lugar.

Lesiones muy graves con pérdida de movilidad en la parte inferior del cuerpo

Los dos disparos que recibió la primera víctima provocaron heridas muy graves, que le habrían ocasionado la muerte si no hubiera recibido asistencia sanitaria urgente. En el trascurso de su tratamiento médico los facultativos han evidenciado una paraplejia permanente -pérdida corporal de movimiento como resultado de daño o trauma al sistema nervioso, involucra parálisis completa o parcial de las piernas y/o el tronco del cuerpo-.

La pena máxima prevista para este delito según la legislación alemana es de 15 años de prisión.

El arrestado ha pasado a disposición del Juzgado Central de Instrucción Número Cinco de la Audiencia Nacional.