Comparte esta noticia

 

Agentes de Policía Nacional han detenido en Estepona a un hombre de 60 años y una mujer de 55 años, ambos de nacionalidad rumana, como presuntos responsables de un delito de hurto y estafa. Ante el aumento de hurtos al descuido, la Comisaria Local de Estepona estableció un dispositivo de prevención, donde la pareja detenida resultó ser principal objeto de investigación. Finalmente, fueron descubiertos in fraganti en un centro comercial de Marbella tras el robo de la cartera de una turista, donde se procedió a su detención.

Investigados por hechos similares

Los hechos que determinaron el inicio del dispositivo e investigación tienen su origen en el mes de marzo, cuando una mujer denunció en la Comisaria Local de Estepona el robo de su cartera sin apenas percatarse. Los agentes del grupo de Patrimonio de UDEV de la localidad, ante esta declaración y otros hechos similares llevados a cabo en establecimientos y centros comerciales, decidieron establecer un dispositivo de prevención y averiguación de los hurtos.

Las pesquisas policiales realizadas permitieron, a comienzos de este mes de mayo, identificar a un hombre y una mujer de entre 50 y 60 años, quienes en ocasiones anteriores ya habrían sido objeto de investigación por hechos similares en diversas localidades de la costa malagueña.

Se estableció un dispositivo de vigilancia discreta sobre estas personas, observando los agentes, el pasado día seis de mayo, como intentaban abordar a varios ciudadanos en un establecimiento de Estepona, no llegando a consumarse ninguna sustracción.

Prendas como muletas

Ante la no materialización de los hurtos los investigados, y seguidos de cerca por los agentes, se dirigieron hacia un centro comercial de Marbella. Una vez en el establecimiento entraron a una tienda de moda, donde localizaron como objetivo a dos turistas que miraban las prendas expuestas.

La pareja, estrechó la distancia con una de sus víctimas aprovechando que la misma se encontraba distraída y con la ayuda de varias prendas sobre el brazo, ocultaron la acción para sustraer la cartera. Los investigados, que estaban siendo observados en todo momento por los agentes, una vez “picada” la cartera pretendieron salir precipitadamente del establecimiento, donde fueron interceptados por policías de grupo de patrimonio. Recuperado el indicio del delito, que estaba oculto en un bolsillo interior del investigado, se procedió a la detención de ambas personas.

Posteriormente, los investigadores llevaron a cabo un registro en el domicilio de los encartados donde se comprobó que, en alguna ocasión, las tarjetas que se encontraban en las carteras robadas habrían sido utilizadas por los detenidos para retirar efectivo en cajeros, e ingresarlo en sus propias cuentas.

Los detenidos, a los que les fueron imputados varios delitos de hurto y estafa, fueron puestos a disposición junto con las diligencias instruidas del Juzgado de Instrucción número CINCO de Estepona.