Comparte esta noticia

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en la provincia de Málaga una importante organización criminal, compuesta en su mayoría por ciudadanos de origen danés. En la Operación Taske se ha procedido a la detención de nueve personas por su presunta relación con el tráfico de sustancias estupefacientes y pertenencia a organización criminal. Así, el pasado mes de abril, los investigadores intervinieron un cargamento con 780 kilogramos de hachís ocultos en latas de tomate triturado, los cuales estaban dispuestos en diez pallets con el fin de ser transportados a Dinamarca. En los registros llevados a cabo se han intervenido, entre otros efectos, vehículos por un valor superior al millón de euros, 3.200 comprimidos de un analgésico y 201.000 euros, entre otros efectos.

La operación policial se inició a comienzos de año, cuando agentes del grupo I de Crimen Organizado de la UDyCO de la Comisaria Provincial de Málaga, descubrieron una fuerte actividad relacionada con el tráfico internacional de estupefacientes.

Las pesquisas situaban a varios miembros de una organización en las localidades de Málaga, Marbella y Estepona, llegando a observar los investigadores diversas negociaciones de compraventa de droga con integrantes de otras redes delincuenciales.

Hachís oculto en latas de tomate triturado

Tras adquirir la mercancía, los investigados la trasladaban a una nave industrial, sita en el Polígono San Luís de Málaga, donde se ubicaba la sede social de una empresa de alimentación. Allí los miembros de la organización ocultaban la droga para, posteriormente, exportarla fuera de España

Tras numerosas gestiones, el pasado mes de abril, los agentes observaron una creciente actividad en la nave industrial, donde trabajaban varios individuos de la organización a puerta cerrada.

Los agentes procedieron, con el permiso de la Autoridad Judicial, a una inspección y registro de la nave hallando en el interior diez pallets de latas industriales de tomate triturado. Estas latas habrían sido manipuladas para ocultar la sustancia estupefaciente en su interior para, posteriormente, exportarlas con destino Dinamarca.

Una vez comprobado el contenido de dichos envases, se consiguió acreditar que en 381 de las latas de tomate se habrían ocultado un total de 780 kilogramos de hachís.

Por este motivo, los agentes procedieron a la detención de nueve personas, integrantes de la organización ilícita, siéndoles imputados los delitos de tráfico de estupefacientes y pertenencia a organización criminal. En los registros, además del polen de hachís incautado, fueron intervenidos 201.000 euros –entre coronas danesas y euros-, 15 vehículos valorados en más de un millón de euros, 25 teléfonos móviles, 3.200 comprimidos de un analgésico opioide, un dron y diversa documentación.

Estrechos lazos con un conocido club motero

En la investigación se verificó que varios de los integrantes de la red tenían estrechos lazos con una conocida banda motera, estando dos de ellos entre los objetivos prioritarios de las autoridades danesas por sus fuertes vínculos con dicho club.

Los detenidos y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción CUATRO de Marbella, siendo el competente de la causa.

 

 

habla con El Caso