Comparte esta noticia

La Policía Nacional ha detenido a cuatro hombres -tres de nacionalidad italiana y otro marroquí- por su presunta responsabilidad en un delito de tráfico de drogas. Los investigados, miembros de un grupo criminal instalado en Benalmádena (Málaga), se dedicarían a la compra de hachís a través de contactos con organizaciones marroquíes afines, para su posterior comercialización. En el registro de un inmueble vinculado con el entramado, los agentes intervinieron 302 kilogramos de hachís y tres vehículos, entre otros efectos. La autoridad judicial ha decretado el ingreso en prisión de los cuatro encartados.

En el marco de la operación Duomo, las primeras informaciones apuntaban a un grupo delincuencial de procedencia italiana, que se habría asentado en Benalmádena Costa al objeto de aprovisionarse de partidas de hachís para su posterior venta.

Al fin de esclarecer los hechos, los agentes consiguieron situar la vivienda frecuentada por los sospechosos y también localizaron un vehículo de alta gama empleado para el traslado de la sustancia estupefaciente.

Continuando con las pesquisas, el pasado 22 de julio, agentes del grupo de la UDyCO-Estupefacientes de la Comisaría de Torremolinos-Benalmádena detectaron el coche en las proximidades del domicilio, observando cómo los investigados comenzaban a descargar bultos del interior del turismo, para a continuación introducirlos en la vivienda.

Ante la sospecha de que los objetos transportados fuesen fardos de hachís, la Policía solicitó permiso a la autoridad judicial para la entrada y registro en el domicilio. Allí, fueron intervenidos 302 kilogramos de hachís, 666 euros en metálico, ocho dispositivos móviles y tres vehículos. Asimismo, detuvieron in fraganti a los sospechosos, que han ingresado en prisión por orden judicial. De los hechos conoce el Juzgado de Instrucción número 3 de Torremolinos.

 

 

 

 

 

habla con El Caso