Comparte esta noticia

 

La Policía Nacional ha intervenido 60.990 euros en efectivo en un domicilio de Mijas convertido, supuestamente, en un lucrativo despacho de drogas al menudeo. Los agentes han detenido a dos personas, entre ellas un responsable de la vivienda, por su presunta implicación en un delito contra la salud pública. Fruto de la entrada y registro en el inmueble, se han intervenido, además del dinero, 128 gramos de hachís y otros 56 de cocaína, dos balanzas de precisión, entre otros efectos.

La operación Camaleón, que ha sido llevada a cabo por agentes adscritos a la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta -UDEV- de la Comisaría Local de Fuengirola, se inició partir de unas informaciones que apuntaban a la venta de drogas en una vivienda de Calahonda, en Mijas.

Tras realizar numerosas gestiones, los investigadores centraron, en un área residencial de la localidad costasoleña, la vivienda bajo sospecha en la que se desarrollaba la actividad ilícita e identificaron al morador del inmueble. En este contexto, la Policía detectó además un importante trasiego de personas que acudía al domicilio para adquirir estupefacientes, diligencia que condujo a la realización de varias actas de aprehensión en las inmediaciones.

Finalmente, los agentes practicaron la entrada y registro en el inmueble con autorización de la autoridad judicial competente. Allí se intervinieron 54.730 euros en billetes, 6.260 euros en monedas, 128,96 gramos de hachís, 56,38 gramos de cocaína, dos balanzas de precisión, además de útiles varios para la confección de las dosis.

La operación concluyó con la detención de dos personas, de 36 y 37 años, y la intervención de tres vehículos a motor. De los hechos conoce el Juzgado de Instrucción número 1 de Fuengirola.