Comparte esta noticia

 

Efectivos de la Policía Local de Málaga han detenido a un individuo de 34 años de edad como presunto autor de un delito contra la salud pública.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 03:20 horas de la madrugada del viernes al sábado 11 de junio en un establecimiento ubicado en calle Sevilla, al que se personó con inmediatez una dotación de policías locales tras recibir un comunicado de la Sala 092 del Cuerpo en el que se informaba que en el local se había originado un incendio.

Nada más llegar, los agentes comprobaron cómo efectivamente salía humo por debajo de la persiana metálica, que se encontraba totalmente bajada, procediendo a solicitar la presencia de los servicios del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga, personándose dos equipos instantes después, cuyos efectivos fracturaron los anclajes de la persiana al suelo para poder acceder al interior y realizar las tareas de extinción.

Una vez sofocado el incendio, que, al parecer, se había originado en el cuadro eléctrico, posiblemente por una sobretensión, se comprobó que no había ninguna persona dentro, no viéndose afectado tampoco ningún otro inmueble por el fuego.

Cuando las circunstancias lo hicieron posible, los policías locales accedieron al local para revisar el interior del mismo, descubriendo una plantación indoor de marihuana con conductos de aireación, ventiladores y lámparas.

En esos momentos, el titular del establecimiento, que fue avisado previamente a través de la Sala 092, se personó en el lugar manifestando que el establecimiento llevaba cerrado al público unos seis meses, así como reconociendo que era el responsable de la plantación de marihuana.

Acto seguido, los policías locales procedieron a inspeccionar la furgoneta con la que se había desplazado hasta el lugar, comprobando que desprendía un fuerte olor a marihuana y hallando en el interior pequeños restos de hojas de dicha sustancia, así como tres placas de matrícula extranjera con la misma numeración, dos con fondo amarillo y una con fondo blanco, las cuales fueron intervenidas por los agentes.

En cuanto a la plantación no se vio perjudicada por el incendio, ascendiendo a un total aproximado de unas 195 plantas de marihuana, las cuales estaban colocadas en hileras y presentaban un estado de crecimiento similar.

Ante los hechos, los policías locales procedieron a su detención y traslado a dependencias policiales, para, posteriormente, ser puesto a disposición judicial.