Comparte esta noticia

Efectivos de la Policía Local de Málaga han detenido en dos ocasiones en unas 55 horas a dos hermanos de nacionalidad española y con domicilio en la provincia de Málaga, de 44 y 49 años de edad, como presuntos autores de la sustracción de dos vehículos.

HURTO DE VEHÍCULO


En la primera intervención, que tuvo lugar sobre las 18:15 horas del jueves 22 de julio, los policías locales también detuvieron a un tercer individuo que los acompañaba, igualmente de nacionalidad española y afincado en la provincia de Málaga, en este caso de 25 años de edad.

En esta ocasión, los individuos se hicieron sobre las 17:30 horas de la tarde con una furgoneta de reparto, concretamente una Citroën Berlingo, aprovechando que su conductora la dejó en marcha unos instantes con las llaves puestas mientras hacía una entrega en un restaurante ubicado en la barriada de Los Prados.

Daños
Tal y como pudieron saber posteriormente los agentes en base a las pesquisas policiales, los individuos circularon con el vehículo por la zona Oeste de la ciudad, llegando a golpear y causar daños hasta a siete vehículos estacionados en calle Balazón, lo que provocó que la furgoneta perdiese el guardabarros y la placa de matrícula delantera, además de quedar con el faro delantero izquierdo fracturado.

Una patrulla de policías locales se percató de los daños que presentaba el vehículo, al que sorprendieron circulando por Travesía de La Luz, observando como giraba hacia calle Gallito de modo negligente, donde terminaron golpeando una motocicleta en la que dos personas procedían a salir de un estacionamiento, causándole daños al vehículo, si bien no llegaron a hacer caer a sus ocupantes.

Desobediencia con peligrosa conducción y fuga a pie
Ante tal hecho, los policías locales procedieron a dar el alto al vehículo, para lo que activaron las señales acústicas y luminosas del radiopatrulla, respondiendo estos dándose a la fuga por avenida Velázquez sorteando a los vehículos y rebasando en fase roja el semáforo sito en la confluencia con avenida Virgen de Belén, hasta verse obligados a detener su marcha debido a las causas del tráfico, ya que había vehículos parados que les impedían el paso a la altura del número 104 de avenida Velázquez.

Al verse acorralado, el conductor salió de la furgoneta en un intento de darse a la fuga a la carrera, siendo perseguido e interceptado a unos 500 metros del lugar por policías locales de otra patrulla que habían acudido en apoyo.

Conducción sin carné y bajo los efectos del alcohol
Tras ello, los policías locales comprobaron que el conductor, tratándose concretamente del hermano de menor edad, carecía de carné de conducir, por lo que también se le atribuye la presunta autoría de un delito contra la seguridad vial por conducir careciendo del permiso correspondiente, además de otro de desobediencia a agentes de la autoridad.

A ello se sumaba que presentaba síntomas evidentes de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que fue trasladado a dependencias del Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados (GIAA) de la Policía Local de Málaga donde se le practicaron las preceptivas pruebas de alcoholemia, arrojando un resultado positivo de 0,43 miligramos por litro de aire espirado en la primera, y de 0,42 en la segunda, por lo que fue denunciado administrativamente.

ROBO DE VEHÍCULO CON EL PUENTE ELÉCTRICO


La segunda actuación policial tuvo lugar sobre las 00:40 horas de la madrugada del sábado al domingo 25 de julio, en camino Arroyo Piedra Horadada, en la barriada El Cortijuelo Junta Caminos, ubicada en el distrito Puerto de la Torre, cuando policías locales localizaron un vehículo Opel Corsa cuyo interior estaba revuelto y al que le habían hecho el puente eléctrico.

Las pesquisas policiales llevaron a una dotación de agentes del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga a localizar a los dos individuos que habrían sustraído el vehículo, el cual habían abandonado en el lugar con motivo de que se había parado y no lograron arrancarlo, tal y como manifestó un testigo de los hechos que los reconoció sin ningún género de dudas, resultando ser los mismos dos hermanos implicados en el caso anterior, que respondieron a las preguntas de los agentes con excusas incoherentes.

En cuanto al vehículo, los policías locales llevaron a cabo las gestiones oportunas para contactar con la propiedad, que manifestó que lo había dejado estacionado unos diez días antes en calle Carril de la Chupa, no habiéndose percatado de la sustracción del mismo hasta ser avisado por los agentes, que igualmente le informaron de que sería trasladado al depósito municipal, en primera instancia, a disposición de Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía.

DETENIDOS Y PUESTOS A DISPOSICIÓN JUDICIAL


En ambas intervenciones, los individuos fueron detenidos y trasladados a dependencias policiales, para, posteriormente, ser puestos a disposición judicial.

Antecedentes


A ambos hermanos les constan numerosos antecedentes, sobre todo relacionados con delitos contra el patrimonio, si bien, en algún caso se le suman delitos tales como lesiones o violencia de género.

habla con El Caso