Comparte esta noticia

 

Un negociador de la Policía Nacional resuelve, en cinco horas, una situación crítica ante una persona que amenazaba con autolesionarse. Al parecer, un hombre tuvo una crisis nerviosa cuando se encontraba en la vivienda de sus padres, en compañía de éstos, un hermano y un hijo. Sin razón aparente cogió un cuchillo con el que vertió varias amenazas a los presentes, dando por ello aviso a la policía. Esta persona llegó a manifestar sus intenciones de autolesionarse ante la presencia policial. Finalmente, el negociador consiguió que depusiera su actitud y autorizara su traslado a un centro médico.

El incidente se resolvió gracias a la profesionalidad del policía- negociador de la Comisaría de Policía Nacional de Málaga. Los hechos tuvieron lugar sobre la media noche del pasado día 11 de febrero, cuando el CIMACC 091 recibió una llamada de una mujer que alertaba de un familiar, muy alterado, que se había encerrado en la vivienda de sus padres, amenazando con lesionarse si alguien pretendiera acceder a la morada. En primera instancia, acudió al lugar una dotación policial que, tras entrevistarse con la requirente y valorar la situación, solicitaron la presencia de un agente-negociador. Aunque los policías actuantes lograron salvaguardar la integridad de casi todos los familiares que se hallaban en el inmueble, la madre de esta persona se encontraba encerrada con él en su interior.

Inmediatamente, se activó el protocolo efectivo para la resolución de este tipo de situaciones de crisis y al lugar se dirigió un agente especializado en incidentes críticos -negociador-, perteneciente a la Comisaría Provincial de Málaga, que estableció contacto directo con esta persona.

La intensa labor que mantuvo el negociador, durante más de cinco horas, con este hombre permitió que el incidente se resolviera de manera satisfactoria, abandonando la vivienda por su propio pie, sin riesgo para los familiares. Finalmente, este hombre, que habría sufrido una crisis nerviosa, accedió a recibir asistencia sanitaria, siendo trasladado a un centro médico para su valoración.