Comparte esta noticia

 

Según un comunicado del Sindicado Médico:

Desgraciadamente, las agresiones a sanitarios siguen sucediéndose continuamente. La más reciente se produjo el pasado 4 de abril en el Hospital Valle del Guadalhorce. Un paciente que al parecer había ingerido algunas pastillas acudió a las Urgencias del centro hospitalario malagueño y al ser atendido por un médico se negó a hacerse una serie de pruebas clínicas. Tras esto, el paciente insultó al facultativo, le cogió del brazo y hasta le tiró una papelera, aunque el profesional pudo esquivar y no llegó a sufrir la agresión física.

Posteriormente, el agresor salió al recinto exterior del hospital y dañó las papeleras, por lo que la gerencia del centro hospitalario ha denunciado estos desperfectos del mobiliario, así como el médico por la agresión verbal e intento de agresión física a la Guardia Civil.

El Sindicato Médico de Málaga (SMM) muestra su rechazo de forma tajante ante esta lamentable e injustificada situación que se ve incrementada tanto en hospitales como en Atención Primaria y que pese a las continuas concentraciones de facultativos y campañas en contra de esta lacra social, la Administración continúa sin tomar las medidas oportunas para erradicar este problema.