Comparte esta noticia

 

Agentes del Grupo de Protección de la Naturaleza (GRUPRONA) de la Policía Local de Málaga han llevado a cabo una investigación a raíz de la cual han denunciado ante los organismos competentes la muerte de numerosos ejemplares de cigüeña que presuntamente se electrocutaron al posarse en torretas de alta tensión.

Cigüeña con ala rota junto a poste de alta tensión

La investigación se inició el pasado 4 de septiembre, cuando policías locales del GRUPRONA acudieron tras ser requeridos desde un coto de caza ubicado en la zona de Los Ruices, entre los distritos de Campanillas y Puerto de la Torre, con motivo de la presencia de una cigüeña herida, procediendo a su rescate y comprobando que se trataba de un ejemplar de cigüeña blanca (Ciconia ciconina) que se encontraba bajo un poste de alta tensión y que presentaba un ala rota, por lo que, siguiendo el protocolo establecido, procedieron a su traslado y entrega a responsables del Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de la Junta de Andalucía en Málaga.

 

 

Localizados hasta 17 ejemplares muertos

Tras ello, los agentes comenzaron a investigar los motivos por los que el ejemplar de cigüeña pudo resultar herido, hallando, en diferentes inspecciones realizadas en varios días, hasta otros 17 ejemplares de la misma especie muertos bajo diferentes torretas de alta tensión de la zona.

Informes elevados a la Junta y a Fiscalía

Ante tal situación, los policías locales del GRUPRONA realizaron un informe a través del cual daban conocimiento a los servicios de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía al objeto de que se inste a las empresas responsables de los tendidos eléctricos a la aplicación de las medidas para la protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas de alta tensión recogidas en el Real Decreto 1432/2008, de 29 de agosto.

Del mismo modo, los agentes remitieron informe a la Sección de delitos contra el Medio Ambiente de la Fiscalía Provincial de Málaga, ante la posibilidad de que se pudiese estar incurriendo en un presunto delito contra la fauna silvestre, siguiendo las directrices que emitiera la Fiscalía General del Estado, en oficio del Fiscal de Sala Medio Ambiente y Urbanismo de 29 de julio de 2019, en el que se instaba a las distintas administraciones a perseguir y dar conocimiento de todos los casos detectados de mortandad de avifauna en tendidos eléctricos, haciendo especial hincapié en los casos de especies especialmente protegidas, como ocurre en el caso investigado.

Especial protección

La cigüeña blanca se encuentra incluida en el Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas en la categoría de interés especial, por lo que posee una especial protección superior a la que poseen otras especies silvestres más comunes.

Incremento del paso de estas aves migratorias

Si bien la ciudad de Málaga no solía ser lugar de concentración de cigüeñas, como sí que venía ocurriendo con otras zonas de Andalucía, este año se ha detectado un importante incremento. Si tomamos como indicador las intervenciones con esta especie en las que policías locales del GRUPRONA han actuado, entre los años 2014 a 2020 constaba una sola intervención. Sin embargo, en el presente año 2021 se han realizado múltiples actuaciones, entre ellas con motivo de las cigüeñas blancas halladas muertas bajo postes de alta tensión por presunta electrocución y otras tres por sendos rescates de cigüeñas: una por la entrada de un ejemplar en un ojo patio donde no podía remontar el vuelo, otra con síntomas de estar herida, y la ya citada con motivo del ejemplar hallado con el ala rota bajo un poste de alta tensión, el cual, tal y como se pudo comprobar, había sido anillado en Alemania, lo que da una idea de las distancias migratorias que recorren estas aves.

Ornitólogos consultados manifiestan que no es un fenómeno particular de este año, si no que desde tiempo atrás se viene produciendo un incremento de estas aves hacia las zonas cercanas al vertedero, donde acuden para alimentarse, siendo cotidiano encontrarlas posadas en farolas, postes de señalización y otros elementos ubicados en la autovía del Mediterráneo, a la altura del cementerio de San Gabriel y por la zona del Arroyo de la Rebanadilla, donde suelen permanecer en una zona de aguas estancadas.

 

 

 

 

 

 

 

 

habla con El Caso