Comparte esta noticia

 

 

En la operación se han detenido a 11 personas y se han realizado 11 entradas y registros donde se han intervenido 65.000 pastillas entre anabolizantes y vigorizantes sexuales, 100 botes de popper y 80.500 euros en efectivo, además de 25 kilos de pastillas en paquetes retenidos por toda España

La organización captaba a sus compradores a través de anuncios que publicaban en distintos perfiles de redes sociales y canales de mensajería instantánea

 

 

 

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico de medicamentos ilegales a través de la web y sex shop que regentaban en las localidades de Tarragona, el Vendrell y Reus. En la operación se han detenido a 11 personas y se han realizado 11 entradas y registros dónde se han intervenido 65.000 pastillas entre anabolizantes y vigorizantes sexuales, 100 botes de popper y 80.500 euros en efectos, además de 25 kilos de pastillas en paquetes retenidos por toda España.

Anuncios en portales de Internet para captar clientes

Gracias a la investigación iniciada en junio del 2022, y dentro del dispositivo de ciberpatrullaje establecido por la Brigada de Investigación Tecnológica de la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional, se detectó la existencia de diversos anuncios publicitarios en distintos portales de Internet, redes sociales y canales de mensajería instantánea en los que se ofertaban medicamentos suspendidos por la Unión Europea.

Tras diversas pesquisas los investigadores pudieron determinar la existencia de un grupo criminal, asentado en las provincias de Tarragona y Sevilla y en municipios de Málaga y Valencia, quienes ofertaban y comercializaban con medicamentos prohibidos y otros, que sin estarlo, su distribución sin control médico está también prohibida.

Modus operandi de la organización

Durante los meses que duró la investigación quedó acreditado el modus operandi empleado por la organización, adquirían los medicamentos contra la disfunción eréctil, los anabolizantes y el resto de sustancias como el popper de Holanda, China y la India, los cuales ponían a la venta a través de farmacias virtuales y las enviaban a través de paquetería. El otro punto de venta eran establecimientos sex shop que regentaban en las localidades de Tarragona, el Vendrell y Reus.

Para finalizar la investigación se detuvo a las 11 personas integrantes de la organización y se llevaron a cabo 11 entradas y registros donde se han intervenido 65.000 pastillas entre anabolizantes y vigorizantes sexuales, 100 botes de popper y 80.500 euros en efectos, 25 kilos de pastillas en paquetes retenidos por toda España, así como diverso material informático utilizado para llevar a cabo la venta de los medicamentos, tres armas eléctricas, una pistola detonadora y 50 cartuchos de fogueo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuéntanos
Hablamos!
Desde este número de teléfono no almacenamos ningún dato personal ni profesional de ningún usuario