Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Estepona a un hombre de 32 años tras presuntamente cometer más de una veintena de robos en interior de vehículos en las localidades de Estepona, Marbella y Casares. En el registro de su domicilio, los investigadores han intervenido efectos procedentes de los robos, entre ellos veinte gafas de sol de primeras marcas, más de diez teléfonos, cuatro dispositivos electrónicos –tablets-, ordenadores portátiles, relojes de alta gama, diferentes prendas de vestir, un proyector de cine y palos de golf.

La investigacion tiene comienzo al detectar los agentes de la Comisaria Local de Estepona un incremento significativo de robos en interior de vehículos en las últimas semanas. Las primeras gestiones apuntaban a una serie de sustracciones que presentaban un nexo de unión, tras el robo de efectos personales en los automóviles, entre los que figuraban tarjetas bancarias, las mismas habrían sido inmediatamente utilizadas en diversas estaciones de servicios.

Finalmente, los agentes consiguieron identificar al autor de los robos, viejo conocido de los investigadores y con antecedentes por hechos de la misma naturaleza.

Para su práctica delictiva utilizaba como medio de transporte una motocicleta que resultó intervenida el mismo día de su detención, el pasado 18 de octubre. En su interior se intervinieron una serie de efectos que, tras las oportunas gestiones, resultaron proceder de los robos en interior de vehículos.

Continuando con las indagaciones se solicitó autorización a la autoridad judicial competente, para la oportuna entrada y registro en el domicilio del detenido.

En la vivienda los agentes localizaron un elevado número de efectos procedentes de la sustracciones, entre los que figuran una veintena de gafas de sol de primeras marcas, más de diez teléfonos móviles, cuatro dispositivos electrónicos, ordenadores portátiles, relojes de alta gama, prendas de vestir, calzado, zapatillas deportivas, monederos, bolsos, un proyector de cine, bolsas y palos de golf, efectos cuyo valor de mercado superaría los 60.000 euros. Algunos de estos objetos ya han sido identificados y devueltos a sus legítimos dueños, esclareciendo una veintena de denuncias.

El investigado ha sido detenido por su presunta implicación en los delitos de robo con fuerza y delito hurto en interior de vehículo.

En estos momentos se continúan con las gestiones, no descartándose que existan más perjudicados.

 

 

 

 

 

 

 

habla con El Caso