Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga a un varón de 33 años, como presunto responsable de un delito de hurto continuado. El trabajador de una gran superficie de productos electrónicos sustraía productos de telefonía e informática -mayoritariamente primeras marcas- que posteriormente ofrecía, totalmente precintados, en plataformas de compraventa de artículos de segunda mano. El investigado, que realizaba esta práctica ilícita desde 2017, fue incrementando con el paso de los años el número de productos que sustraía, llegando a causar un perjuicio económico de 30.184 euros.

La investigación comienza a finales de septiembre cuando el gerente de una gran superficie de electrónica manifiesta que, desde el mes de mayo, vendrían detectando una falta de artículos –primeras marcas- de telefonía e informática, excediendo estas pérdidas considerablemente las mermas habituales.

Realizadas numerosas gestiones y dado el modus operandi seguido para la sustracción de los artículos los investigadores centraron sus pesquisas en el personal del establecimiento comercial.

Igualmente, se realizó una búsqueda exhaustiva de los productos –supuestamente distraídos- en páginas webs de compraventa de artículos.

Ofertaba los efectos sustraídos en una plataforma


Finalmente, los agentes centraron su investigación en torno a un usuario, de una conocida plataforma de compraventa, que utilizaba desde el año 2017 un perfil para ofrecer productos de telefonía e informática. Esta persona fue incrementando con el tiempo el número de artículos ofertados para la venta, llegando en el presente año a publicitar un total de 81 productos, todos ellos precintados de origen -aunque sin garantía de fabricación-, consiguiendo vender, solo en 2021, un total de 70 artículos por un valor de 23.328 euros.

El resultado de las inspecciones revelaron que existían datos comunes entre este usuario y un empleado del establecimiento damnificado, concretamente un vigilante de seguridad.

Por este motivo, agentes de la Comisaría Provincial de Málaga adscritos a la Brigada Móvil procedieron a la detención del trabajador infiel, un hombre de 33 años, por un delito de hurto continuado.

Numerosos productos precintados aún por vender


En el registro de la vivienda del arrestado los investigadores localizaron 32 dispositivos de telefonía e informática, sin desprecintar, sustraídos del establecimiento comercial.

El perjuicio económico estimado asciende a 30.184 euros, si bien, no se descarta que el arrestado haya podido sustraer más efectos y venderlos por otras vías.

El atestado policial instruido y el detenido fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente.

 

Consejos y advertencias


• Desconfíe si le ofertan productos originales muy por debajo de su valor.
• Antes de realizar la compra, consulte y compare en establecimientos o páginas webs de referencia.
• Solicite factura y/o garantía de los artículos que quiera adquirir.
• Comprar productos robados podría derivar en la comisión de un delito de receptación.

habla con El Caso