Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional y funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en Málaga, en colaboración con las autoridades francesas y en el marco de una orden europea de investigación, han desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico de drogas por carretera. En el marco de la operación Reconquista-Gemela, los investigadores han detenido a dos de sus miembros por su presunta implicación en los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal. Los miembros de esta red habrían adquirido, semanas antes de ser arrestados, el 85% de una empresa de autobuses con sede en Barcelona y utilizarían los vehículos de la flota para el transporte por carretera de la droga. Los dos arrestados fueron detenidos en Lyon cuando viajaban hasta Bélgica en un autobús en el que habían ocultado -en el sistema de ventilación- 190 kilogramos de polen de hachís.

Organización criminal que operaba a nivel internacional

El inicio de esta investigación se activa a través de los servicios de cooperación policial y se desarrolla en el marco de una orden europea de investigación, en relación a una red criminal dedicada al tráfico de estupefacientes que operaba, principalmente, desde España a Bélgica transportando la droga por carretera. Junto a policías de la UDYCO de Málaga han participado funcionarios de Vigilancia Aduanera en Málaga, en colaboración con las autoridades francesas.

Según las indagaciones, esta organización tenía como fin proveerse de drogas para su distribución en Bélgica y, para ello, habrían adquirido el 85% de una empresa de transporte de personas -con una flota de autobuses- que utilizarían para el transporte de las sustancias.

Viajes en autobús desde España a Bélgica sin pasajeros

Durante la investigación los agentes detectaron varias salidas de dos de los miembros de la organización, desde Viator (Almería), conduciendo los autobuses. Al comprobar que los vehículos dedicados al transporte de personas iban sin clientes levantó las sospechas de los investigadores por lo que, tras intensificar la vigilancia y detectar una nueva salida, dieron aviso a autoridades policiales y aduanas francesas para que procedieran a su inspección.

El autobús fue localizado en la localidad de Lyon (Francia), y tras inspeccionarlo los agentes franceses localizaron un habitáculo oculto en el lugar donde debía estar instalado el aire acondicionado localizando 190 kilogramos de polen de hachís. Seguidamente, procedieron a la detención de sus dos ocupantes y la intervención del estupefaciente así como del autobús.

Esta operación, llevada a cabo por agentes del Grupo I de Crimen Organizado y el Grupo III de Estupefacientes y Relaciones Internacionales de la Comisaría Provincial de Málaga y funcionarios de la Unidad Combinada de Vigilancia Aduanera en Málaga, junto con las autoridades francesas, ha culminado con la desarticulación de un grupo criminal dedicado al tráfico internacional de estupefacientes.

Las respectivas diligencias han sido remitidas al Juzgado de Instrucción Número Cuatro de Torremolinos que entiende de la causa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

habla con El Caso