Comparte esta noticia

 

La Policía Nacional ha detenido en Estepona a un hombre de 49 años y nacionalidad española por su presunta implicación en un delito de homicidio imprudente. Según la investigación, el arrestado habría agredido en un bar a un conocido, a quien habría propinado varias patadas en el costado con unas botas con la punta de acero, causándole lesiones graves que le llevaron a ingresar en estado crítico en el hospital. La víctima falleció en el quirófano mientras era intervenido del bazo con carácter de urgencia.

Según las indagaciones de agentes de la UDEV de la Comisaría de Estepona, el presunto agresor y la víctima se conocían. Habían sido amigos hasta que en el año 2017 la hija del arrestado, por aquel entonces menor de edad, se sincerara con sus padres exponiéndoles que era acosada sexualmente por un vecino -ahora la persona agredida que ha perdido la vida como consecuencia, al parecer, de las lesiones causadas durante la agresión-.

El ataque se produjo el día 4 de noviembre, sobre las 12:30 horas, cuando el perjudicado, de 57 años, se hallaba en una cafetería de Estepona. Según las pesquisas, el presunto agresor se aproximó a la víctima por la espalda, la tiró al suelo y, a continuación, le propinó varias patadas en el costado.

En el momento del ataque, el responsable de las lesiones calzaba unas botas reforzadas en la punta con un material de acero, que han sido intervenidas por los investigadores en su domicilio.

Según los testigos, y mientras golpeaba al perjudicado, el agresor hizo alusión al acoso sufrido por su hija -existe denuncia anterior contra la víctima, presentada en el año 2017 por acoso sexual a una hija del ahora arrestado-. Finalmente, unos clientes se interpusieron en el ataque y lograron separarlos, abandonando ambas partes, por separado, el establecimiento.

Sin embargo, solo un día después -el domingo por la mañana-, la víctima de la agresión comenzó a encontrarse mal en su domicilio y su pareja llamó a una ambulancia. Mientras era asistido, entró en parada cardiorrespiratoria.

Así, tras ingresar en estado crítico en la UCI en un hospital de Marbella, el paciente falleció en el quirófano cuando era intervenido de urgencia del bazo.

El detenido por su presunta responsabilidad en un delito de homicidio imprudente se halla custodiado en dependencias de la Comisaría de Estepona y será puesto a disposición judicial este miércoles día 8 de noviembre.