Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han conseguido la desarticulación, en Málaga, de un grupo criminal, organizado en células, dedicado al robo con fuerza en casa habitada utilizando para el acceso técnicas de bumping e impresioning. En el marco de la operación Fonsi, se ha procedido a la detención de 12 personas, de entre 21 y 37 años, como presuntos responsables de 29 robos con fuerza, dos delitos contra la salud pública y pertenencia a grupo criminal. La actuación policial finalizó con diez registros –nueve domicilios y un trastero- y la intervención de gran cantidad de joyas, 3.000 euros en efectivo, equipos electrónicos, útiles para la apertura de puertas, herramientas, sustancias estupefacientes, un arma de fuego y varias armas blancas.

Las averiguaciones realizadas por el Grupo de Robos de la Comisaria Provincial de Málaga se centran en las denuncias presentadas por varios robos con fuerza sucedidos desde finales del año 2020, en diferentes distritos de Málaga. La similitud entre la forma de acceso a chalets o viviendas pareadas, y los métodos empleados para la fractura de bombines o rejas, hacían presumir a los agentes que se encontraban ante especialistas de este tipo de delitos.

Especialistas en el método de bumping e impresioning

Las primeras conclusiones permitieron identificar a varias personas, que podrían ser responsables de los hechos investigados, siendo conocidos por los agentes por hechos análogos cometidos con anterioridad.

Las pesquisas determinaron que los investigadores se encontraban tras un grupo criminal, que se organizaba de forma transversal y se configuraba en células de actuación dirigidas por especialistas.

Concretada la comisión del delito, realizaban un estudio pormenorizado de sus objetivos llegando a realizar vigilancias sobre sus víctimas. Una vez reunida la información, actuaban a plena luz del día y de forma rápida, empleando técnicas de bumping o impresioning para el acceso a las viviendas.

La ardua investigación, que ha permitido resolver por el momento 29 hechos delictivos, culminó a finales del pasado mes de abril, con la detención de 12 personas y la realización de diez entradas y registros. Fruto de los mismos, fueron intervenidas joyas, equipos electrónicos, tres mil euros en efectivo, herramientas y útiles para la apertura y fractura de los objetivos, sustancias estupefacientes, un arma de fuego y varias armas blancas.

Los arrestados a quienes se les imputan 29 delitos de robo con fuerza, dos delitos contra la salud pública y pertenencia a grupo criminal, fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial que decretó el ingreso en prisión para cuatro de los encartados.