Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con agentes de la Ertzaintza, han procedido a la detención en Málaga capital de dos hombres como presuntos responsables de los delitos de estafa y blanqueo de capitales. La empresa perjudicada con sede en Éibar (Guipúzcoa), recibió un correo electrónico -que suplantaba la identidad de su asesoría de confianza-, donde requerían el abono de una factura por valor de 250.000 euros. Sin percatarse del engaño efectuaron la transferencia hasta que averiguaron que la cuenta destinataria era fraudulenta. La investigación entre ambos cuerpos policiales determinó que la cuenta beneficiaria había sido aperturada en Málaga, por lo que se estableció un dispositivo de vigilancia y localización de los posibles autores de los hechos. Fruto de esta actuación se llegó a la detención de los mismos.

Denuncia presentada ante la Ertzaintza

La investigación se inició el pasado día siete de enero, cuando agentes de la Ertzaintza contactaron con los agentes del Grupo de Ciberdelincuencia de la Comisaria Provincial de Málaga.

Las primeras informaciones apuntan a que, una mercantil ubicada en Eibar habría sido estafada, mediante un correo electrónico que suplantaba la identidad de su asesoría habitual. En el mismo, solicitaban el pago de una deuda por un importe de 250.000 euros. El abono se realizó una cuenta bancaria, mediante transferencia, sin percatase los trabajadores de la sociedad perjudicada que la misma había sido alterada.

Las pesquisas realizadas identificaron la oficina bancaria donde estaba abierta la cuenta fraudulenta -receptora del dinero-, estando ubicada en el centro de la capital malagueña.

Así, puestos en contacto con el Grupo de Ciberdelincuencia de Málaga y practicadas las gestiones oportunas con dicha sucursal, se estableció un dispositivo de vigilancia y control alrededor de la entidad, con el fin de proceder a la localización y detención de los posibles autores.

Gracias al dispositivo establecido, los investigadores detectaron la presencia de dos varones que pretendían retirar efectivo de la misma. Ante tales hechos, los agentes procedieron a su identificación y detención al comprobar que, uno de ellos figuraba como responsable de la cuenta investigada, y el otro era el supuesto asesor de la empresa.

Por el momento, se ha procedido a la recuperación de la mitad del montante estafado, continuandose con las gestiones tendentes al total esclarecimiento de los hechos.

De los hechos conoce el Juzgado de Instrucción número DIEZ de Málaga.