Comparte esta noticia

 

El Museo de la Policía Local de Málaga, inaugurado el 30 de septiembre de 2014, es un espacio expositivo permanente ubicado en las dependencias de la Jefatura Central en el que poder ver fotografías y documentos históricos -entre ellos el acta fundacional de 1842-, prendas de uniformidad, armas y otros muchos objetos históricos, y también contemporáneos.

En él se rinde homenaje a todas las personas que han formado parte del Cuerpo hasta nuestros días, con una especial mención a los diez agentes que perdieron su vida en acto de servicio a lo largo de estos 180 años.

Actos 175 aniversario

En 2017 se llevaron a cabo los actos conmemorativos del 175 aniversario del Cuerpo, entre los que destacaron la revista policial del alcalde Francisco de la Torre a una formación de agentes y la inauguración de la Exposición Histórica en el Ayuntamiento, la composición del Himno Oficial y la creación del Coro de la Policía Local de Málaga, el I Concurso Fotográfico Interno, la Campaña Publicitaria en autobuses de la EMT, el Maratón de Donaciones de Sangre y Médula, los diseños de Photocall y Logo y el libro conmemorativo escrito por el Intendente Mayor José Francisco Berruezo.

BREVE RECORRIDO HISTÓRICO

Siglo XIX

El 8 de febrero de 1842 se aprueba por el Cabildo una moción para crear la Guardia Municipal de Málaga con beneméritos licenciados del ejército. Fue presentada por el regidor Antonio Martínez, siendo alcalde José Hernández Varela, estando dotada de Reglamento para una primera plantilla de siete guardias y un sargento jefe que servían a una población de 68.271 malagueños, con un sueldo de seis reales diarios.

En 1848 se redacta el Segundo Reglamento para una Guardia Municipal compuesta por 24 efectivos, y en 1952, el Tercero, con 47 efectivos para una población en torno a los 90.000 habitantes, quedando dividida en secciones diurna y nocturna.

En 1854 el Ayuntamiento suprimió la Guardia Municipal, asumiendo sus funciones una restablecida Milicia Nacional, hasta que en 1855 se restableciera con la nueva denominación de Guardia Auxiliar acompañada del Cuarto Reglamento, reduciéndose la plantilla a 25 efectivos.

En 1857 coexistieron la Guardia Municipal, con sólo 15 efectivos, la Guardia Rural, 48 agentes, y los Serenos (Antigua Sección Nocturna). Cuatro años después, en 1861 se creó una Sección de Caballería con cinco animales.

En 1866 tuvo lugar el primer fallecimiento en acto de servicio del que se tiene constancia por heridas recibidas al defender a la Comisión de Abastos en el Pasillo de Santa Isabel, siendo la identidad del agente desconocida.

El Quinto Reglamento para la Guardia Municipal se presentó en 1870, estando compuesta la plantilla por 104 efectivos distribuidos en las secciones diurna (60 agentes) y nocturna (43 agentes), además del jefe.

En 1873, durante la Primera República Española, se reorganizó como Guardia Popular/Federal, reduciéndose la plantilla a 31 efectivos porque se habían creado Batallones de Voluntarios de la República y suspendidos el Cuerpo de Serenos y la Guardia Rural. Dos años después, en 1875, se suprimió la Sección de Caballería al inicio de la Restauración Monárquica, que volvería a estar operativa en 1888, al igual que la Guardia Municipal, con 191 efectivos.

Primera parte del Siglo XX

Entre 1901 y 1915 el segundo jefe de la Guardia Municipal también lo era de la Brigada de Bomberos. El salario de un guardia era de 2,25 pesetas diarias mientras que el del bombero era de 0,50 céntimos porque no tenían dedicación exclusiva.

En 1919 se redactó el Sexto Reglamento de la Guardia Municipal, formada el año siguiente por 121 agentes. En 1926, durante la Dictadura de Primo de Rivera, se aprobó el Séptimo Reglamento que fijó la plantilla de mandos en 24 efectivos más los guardias que decidiera el Ayuntamiento y que creó un Cuerpo de Aspirantes para ir cubriendo vacantes.

No sería hasta 1928 cuando se sustituyese el sable por la porra y la gorra de plato por el salacot. Durante esta época comenzó a cobrar especial importancia una de las funciones esenciales del Cuerpo: el tráfico.

En 1931, durante la Segunda República, la plantilla se mantuvo en torno a los 170 efectivos para una población de unas 200.000 personas.

En 1937, en plena guerra civil, se suprime la Sección de Caballería sustituyéndose por motoristas, reduciéndose los efectivos a los 138 agentes tras la purga ideológica que se llevó a cabo. Se crea la Academia para formación permanente de los guardias en el Salón de Sesiones del Ayuntamiento.

En 1940 la Cofradía de Nuestro Padre Jesús el Rico y María Santísima del Amor nombra Hermano Mayor Honorario al Cuerpo de la Guardia Municipal de Málaga.

Tras los años de posguerra se produjo un incremento demográfico que conllevaba una mayor demanda de servicios, no correspondiéndose con el número de efectivos de la plantilla ni con los medios materiales para llevarlos a cabo. Basta decir que en el año 1948 los únicos medios de desplazamiento de los que disponían eran cuatro bicicletas.

En el año 1950 fue aprobada una moción con un proyecto de reformas morales y materiales para la Guardia Municipal, dando lugar a que la plantilla aumentara en cien agentes, pasando a contar la misma con 300 efectivos. Además se suprimieron algunos servicios que no eran de su competencia, tales como porteros, recaderos u ordenanzas, creándose la Academia de perfeccionamiento de la Guardia Municipal.

Segunda parte del Siglo XX

En el año 1952, el Reglamento estatal de Funcionarios de la Administración Local, Decreto de 30 de Mayo, cambia la denominación del Cuerpo a Policía Municipal y unifica las categorías a las denominaciones de Cabo, Sargento, Suboficial, Oficial, Subinspector e Inspector, así como las funciones.

En Julio de 1954 se realizó un estudio para aumentar la plantilla con el objeto de potenciar la sección de Tráfico, dado los problemas de circulación que se estaban produciendo como consecuencia de la gran afluencia de vehículos extranjeros que acudían a nuestra capital.

En el año 1954 se designó a San Rafael Arcángel como Patrón de la Policía Municipal tras las correspondientes licencias reglamentarias que llegaron del Vaticano a través del Obispado, y la Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Humillación y Perdón y María Santísima de la Estrella nombra Hermano Mayor Honorario al Cuerpo de la Policía Municipal de Málaga, cuya vinculación se mantiene en la actualidad.

En el año 1956 se funda la sección de Motoristas de la Policía Municipal de Málaga, que en principio se formó con sólo 4 motocicletas.

En el año 1960 La plantilla estaba formada por un total de 274 policías. Se dispusieron cursos de Inglés y Francés para 50 agentes con motivo del auge del turismo. Los policías se distribuían en tres grupos de servicio: Circulación, Motoristas y Vigilancia e Informes, a los que se sumaba la Sección de Playas. Ese mismo año se crea una Sección de Gran Gala y se adquiere el primer vehículo todo terreno para casos de emergencias. En los años 60 se retomó la Sección de Caballería.

Durante 1963 se institucionaliza la Educación Vial mediante un Concurso Infantil de Tráfico organizado por la Jefatura Provincial de Tráfico y el Ayuntamiento.

A principios de la década de los 70 la plantilla de la Policía Local de Málaga contaba con un total de 376 efectivos, incrementándose en 1976 hasta los 414 miembros.

En 1982, cuatro años después del inicio de la etapa Constitucional, la mujer se incorporó al Cuerpo de la Policía Municipal de Málaga.

En 1986 la Ley Orgánica 13/1986, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, fija las competencias de todos los cuerpos policiales y cambia la denominación de Policía Municipal por Policía Local.