Comparte esta noticia

 

Agentes del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga especializados en la investigación en redes y fuentes abiertas de internet han denunciado una presunta infracción grave en materia de riesgos laborales tras investigar varios vídeos subidos a fuentes abiertas de internet en los que se apreciaba como un trabajador realizaba trabajos relacionados con el montaje del marco de una ventana desde la parte exterior de un sexto piso sin cumplir las mínimas medidas de seguridad, poniendo en claro riesgo su propia vida al no usar ningún tipo de protección anticaída.

Tras el estudio del material audiovisual captado en una cuenta de la red social Instagram, siendo un total de doce los vídeos subidos y analizados, los policías locales, a raíz de la investigación, pudieron concretar la vivienda en la que se llevaron a cabo los trabajos, así como tanto la empresa que había realizado la obra como la responsable de la instalación de las ventanas, tras lo que se citó a la propiedad de esta última con motivo de los hechos investigados, la cual manifestó que el trabajador había recibido una completa formación a través de cursos de medidas de protección, así como que disponía del material necesario para cumplir la normativa vigente, no habiéndolo hecho de motu propio.

 

 

En los vídeos, los policías locales del GIP pudieron apreciar con claridad como el trabajador sellaba el marco de la ventana sacando casi la totalidad de su cuerpo a la zona exterior del piso, no encontrándose sujeto a cuerda o arnés alguno ni contando con la colaboración de ningún otro operario que pudiera ayudarle, todo ello a una altura que podría rondar los 20 metros.

Ante las evidencias de que los hechos podrían ser constitutivos de una infracción grave en materia de riesgos laborales, desde el GIP de la Policía Local de Málaga se ha remitido un completo informe de lo investigado a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.