Comparte esta noticia

 

Efectivos de la Policía Local de Málaga han detenido a tres individuos con edades comprendidas entre los 22 y los 33 años como presuntos autores de un delito de robo con violencia en grado de tentativa.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 01:45 horas de la madrugada del sábado al domingo 12 de diciembre en calle Carretería, a la altura de la antigua Tribuna de los Pobres, donde se encontraba andando la víctima, que se dirigía a su domicilio, cuando, sorpresivamente, tres individuos lo asaltaron de forma violenta, comenzando a agredirlo hasta hacerle caer al suelo mientras intentaban sustraerle una mochila que llevaba a su espalda.

Lejos de amilanarse, la víctima, un hombre de 46 años de edad, agarró fuertemente su mochila, comenzando uno de los individuos a tirar aún con más ímpetu de ella mientras los otros dos le propinaban patadas y puñetazos, provocándole lesiones en el rostro, cuello y pierna izquierda, así como, a consecuencia de los golpes, fracturándole las gafas de vista que llevaba puestas, cuyo valor ascendía a 540 euros.

A la resistencia de la víctima se sumó la valiente acción de una testigo de los hechos que no dudó en intervenir en su auxilio, la cual se colocó delante del agredido, llegando a recibir igualmente un fuerte empujón que la hizo caer al suelo, si bien, afortunadamente, no llegó a sufrir lesiones de consideración.

Nada más tener conocimiento de los hechos, una dotación de policías locales se personó con premura en el lugar, preocupándose por la víctima y aportando al resto de unidades de servicio las características físicas de los individuos tras entrevistarse tanto con el agredido como con la testigo.

Localizados instantes después por policías locales de paisano
Así, tras recibir el comunicado a través de su radiotransmisor, agentes del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga, que prestan su servicio de paisano, localizaron a tres individuos en calle Callejones del Perchel cuya descripción ser correspondía con la de los atracadores.

Tras ser trasladada a tal efecto hasta el lugar, la víctima reconoció sin ningún género de dudas a los individuos como los agresores y autores del intento de robo, siendo inmediatamente detenidos y trasladados a dependencias policiales, para, posteriormente, ser puestos a disposición judicial.

En cuanto al agredido, que se mostró sumamente agradecido por la rápida y oportuna actuación policial, fue trasladado por los agentes que iniciaron el servicio a un centro hospitalario, donde fue asistido de las lesiones que presentaba.

habla con El Caso