Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado, en Estepona, un punto de venta de heroína y cocaína al “menudeo” durante un operativo llevado a cabo el pasado seis de abril. Han sido arrestadas ocho personas como presuntos responsables de un delito contra la salud pública. Entre los arrestados se encontraban los principales investigados y sus intermediarios -algunos de ellos toxicómanos-. En los registros practicados en cuatro domicilios relacionados con los detenidos los agentes han intervenido 14,41 gramos de heroína, 4,33 gramos de cocaína, 13, 41 gramos de hachís, 13,13 de marihuana 1.200 euros y útiles para la preparación de las dosis.

La investigación comenzó a primeros de año, a raíz de información recibida por los agentes que apuntaban a que varias personas, moradoras de diferentes domicilios en Estepona, se estarían dedicando a la venta -al menudeo- de heroína y cocaína.

Las vigilancias realizadas llevaron a confirmar los datos facilitados a los investigadores. Así mismo, los agentes comprobaron como el principal investigado cambiaba de vivienda para distribuir el estupefaciente al objeto de evitar ser “pillado”. Además, utilizaba a varios toxicómanos como intermediarios, los cuales se encargaban de repartir las dosis. En otras ocasiones utilizaban diferentes vehículos para realizar desplazamientos a otros puntos donde también suministraban las dosis ya preparadas.

Tras varias gestiones, los agentes lograron identificar a los principales responsables, llevando a cabo un operativo policial que finalizó con el arresto de ocho personas y el registro de cuatro viviendas. Los agentes incautaron 14,41 gramos de heroína, 4,33 gramos de cocaína, 13,41 gramos de hachís, 13,13 de marihuana, 1.200 euros y útiles para la preparación de las dosis. En uno de los puntos de venta los investigadores intervinieron 43 dosis de heroína ya preparadas para su venta y posterior consumo, a pesar que, el principal investigado trataba en todo momento de contar con la cantidad de droga imprescindible para aprovisionar el lugar, de manera que, en caso de una posible intervención policial, no pudieran intervenirle mucha cantidad de droga.

Los arrestados fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente.