Comparte esta noticia

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado, en una vivienda habitada de la barriada malagueña de García Grana, un punto de distribución de cocaína y hachís a pequeña escala. La actuación policial se concluye con la detención del presunto responsable y la intervención de 60 gramos de cocaína en roca, 275 gramos de hachís, una papelina de heroína, una balanza de precisión, recortes y utillaje auxiliar de dosificación y 1.780 euros. La autoridad judicial ha decretado el ingreso en prisión del investigado.

Esta investigación comienza con informaciones sobre un posible punto de venta de sustancias estupefacientes en la barriada García Grana de Málaga, el cual ya había sido desarticulado en dos ocasiones anteriores. Las pesquisas policiales practicadas permitieron confirmar la actividad ilícita que se estaba llevando de nuevo a cabo en la vivienda objeto de investigación. El detenido recibía a sus clientes en su domicilio donde les facilitaba el paso momentáneo a fin de efectuar la venta de las dosis.

Así, en el registro autorizado por el juzgado y llevado a cabo en la vivienda fueron intervenidos 60 gramos de cocaína en roca, 275 gramos de hachís, una papelina de heroína, una balanza de precisión, recortes y utillaje auxiliar de dosificación y 1.780 euros.

El investigado resultó detenido por su presunta participación en un delito contra la salud pública y puesto a disposición ante la autoridad judicial que decretó su ingreso en prisión.

 

 

 

 

habla con El Caso