Comparte esta noticia

 

La Policía Nacional ha llevado a cabo la denominada ‘operación Adoquín’, que ha permitido desarticular una organización criminal especializada en sustraer droga a otros narcotraficantes, cuyos integrantes estarían tras el asalto perpetrado por error a una familia ajena a la trama en su domicilio de Torremolinos. Durante la investigación, los agentes han arrestado, por su presunta implicación en los hechos, en las provincias de Málaga y Córdoba, a cinco personas, de entre 30 a 37 años, todas ellas con antecedentes por delitos de robo con violencia y contra la salud pública. La autoridad judicial ha dictado el ingreso en prisión de los cinco detenidos.

Asimismo, y fruto de los registros efectuados en las localidades malagueñas de Torremolinos y Benalmádena y en Córdoba capital, los investigadores han intervenido armas de fuego -dos escopetas y una pistola-; munición; un cuchillo de cocina; droga -8,6 gr. de cocaína, 17,5 gr. de hachís, 0,7 gr. de cristal y seis pastillas de MDMA-; diversas prendas de vestir utilizadas en los asaltos -incluidos unos chalecos reflectantes con los que se hacían pasar por policías-; telefonía; dinero en efectivo; entre otros efectos.

El inicio de la investigación se inició a mediados del mes de octubre del año pasado, cuando los agentes conocieron del asalto a un joven, de 23 años, y su madre, de 63, en el piso donde residen en la localidad de Torremolinos. Funcionarios de la UDEV de la Comisaría de Torremolinos-Benalmádena se hicieron cargo del caso e iniciaron las pesquisas para esclarecer los hechos.

Fracturaron la puerta de la vivienda con un bloque de hormigón

Según la denuncia de las víctimas, los asaltantes accedieron a su domicilio tras fracturar la puerta principal de la vivienda con un bloque de hormigón. Una vez dentro, los sospechosos actuaron con una gran violencia contra los moradores del inmueble, propinándoles múltiples golpes por todo el cuerpo, incluso con la culata de un arma de fuego.

Los agresores intimidaron al joven y a su madre, al mismo tiempo que les demandaban bajo amenazas el lugar donde ocultaban el dinero. Se llevaron unos 1.400 euros que los perjudicados guardaban en la vivienda.

Todo hace indicar que los presuntos responsables del asalto se percataron que habían errado en la ubicación del inmueble. Según las pesquisas, los sospechosos buscaban a un narcotraficante en la zona de los hechos y se equivocaron a la hora de ubicar la vivienda.

Culminación de la primera fase de la investigación

Tras una ardua investigación, los agentes localizaron y detuvieron el pasado 14 de diciembre a tres miembros de la organización, efectuando registros en Torremolinos y Benalmádena con colaboración de la Unidad de Prevención y Reacción -UPR-. La diligencia de entrada y registro fue autorizada por el Juzgado de Instrucción número 5 de Torremolinos.

En una segunda fase de la investigación, en Córdoba capital, funcionarios de la UDEV de la Comisaría de Torremolinos-Benalmádena y agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Córdoba efectuaron nuevos registros y detuvieron a otros dos miembros de la trama.

Los investigados fueron detenidos por su presunta responsabilidad en los delitos de robo con violencia en casa habitada, lesiones, daños, pertenencia a organización criminal y contra la salud pública.

Tras ser puestos los investigados a disposición del Juzgado de Instrucción Nº 5 de Torremolinos y del Juzgado de Instrucción Nº 6 de Córdoba, la autoridad judicial decretó el ingreso en prisión de los cinco detenidos.