Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo el desmantelamiento de la infraestructura de una importante organización criminal dedicada al tráfico ilícito de vehículos, dentro de la denominada operación Tokio. Fruto de esta operación se ha procedido a la detención de siete miembros de la red, que actuaban en el litoral mediterráneo y estaban afincados en Málaga, como presuntos responsables de los delitos de pertenencia a organización criminal, depósito de armas, receptación, falsedad documental y robo con fuerza de vehículo. Los encartados se dedicaban al robo de vehículos de alta gama para, posteriormente, modificar sus elementos identificativos con datos de otros automóviles de Rusia, Ucrania, Polonia o Bulgaria, países de destino de los mismos. Los agentes han recuperado 13 vehículos sustraídos valorados en 590.000 euros y han intervenido cinco armas de guerra y munición. La red disponía de útiles sofisticados para el robo, tales como sistemas de radiofrecuencia para detección de balizas y otros elementos de última generación.

Miembros de la red asentados en Málaga

A principios del mes de noviembre de 2021, agentes especializados en el crimen organizado tuvieron conocimiento de una organización, asentada en Málaga, cuyos miembros estarían dedicándose al tráfico ilícito de vehículos. Los investigadores localizaron en un taller de la capital nueve vehículos, que resultaron estar sustraídos y que presentaban modificaciones en sus elementos identificativos.

Tráfico ilícito entre España y varios países del Este

El transcurso de la investigación, efectuada en varias fases, permitió a los agentes detectar el modus operandi de esta organización criminal y desmantelar la infraestructura que les permitía el tráfico ilícito de vehículos entre España y diversos países como Rusia, Ucrania, Polonia o Bulgaria.

Las pesquisas condujeron a los agentes, a la localización de domicilios y/o locales relacionados con los investigados. Con autorización de la autoridad judicial y fiscal se han llevado a cabo diversos registros. Concretamente, en el domicilio de uno de los dirigentes de la organización -que resultó arrestado-, los agentes han intervenido un vehículo que habría sido sustraído en Alemania. Después de su puesta a disposición judicial ingresó en prisión.

Registros y detenciones de otros miembros de la red

Disponían de útiles sofisticados para el robo, tales como sistemas de radiofrecuencia para defección de balizas, material que fue intervenido en los registros y con el que sustraían los vehículos en distintas zonas del litoral Mediterraneo. Posteriormente, y en talles de la red, alteraban los elementos identificativos de los automóviles sustraídos, tales como bastidor, placa de matrícula y documentación, haciendo uso de los datos de otros vehículos de países de Europa del Este, destino final de los mismos.

Además, los investigadores han intervenido dos fusiles de asalto, un subfusil automático, dos pistolas semiautomáticas, 500 cartuchos, 17.000 euros y otros efectos.

Finalmente, otros seis miembros investigados resultaron arrestados como presuntos responsables de los delitos de pertenencia a organización criminal, depósito de armas, delito de receptación de armas, falsedad documental y delitos de robo con fuerza en vehículo, imputándoles un total de 26 delitos.