Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado un punto de venta de cocaína en una cafetería de El Palo, en Málaga capital, con media docena de detenidos. Los investigados, entre ellos el regente del establecimiento, han sido arrestados por su presunta responsabilidad en los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal. Además, fruto de los registros efectuados -tres en domicilios y uno en el bar-, los agentes han intervenido 75 gramos de cocaína, 12 papelinas de esta misma sustancia, ocho comprimidos de ansiolíticos, 360 euros y una báscula de precisión.

La operación, que ha sido llevada a cabo por agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría de Distrito Este, se inició en el mes de septiembre a raíz de unas informaciones que apuntaban a la venta de estupefacientes en una cafetería de la popular barriada malagueña de El Palo.

Así, los investigadores comenzaron a indagar sobre el punto de venta de drogas, constatándose desde pronto como el entorno del bar bajo sospecha era frecuentado por numerosos drogodependientes.

De manera discreta, la Policía efectuó varias actas de aprehensión de droga entre los compradores que vinieron a demostrar la actividad ilícita. Al frente del negocio estaría una pareja compuesta por un hombre y una mujer, de 64 y 42 años, respectivamente. Ambos efectuarían los “pases” en la puerta de la cafetería o, en otras ocasiones, en el interior.

Las pesquisas efectuadas confirmaron, además, que la trama contaba con la connivencia del regente del bar, quien mostraba una actitud totalmente permisiva hacía el negocio ilícito que se llevaba en su local.

Ocultaban la droga en la residencia de una pareja sin antecedentes

Paralelamente, la investigación reveló como un hermano del cabecilla de la red era el encargado de suministrarles la droga, que a su vez ocultaban en una casa utilizada como “guardería”. El domicilio “escondite” era residencia de una pareja sin antecedentes penales, cuyos moradores vinieron a engrosar la lista de detenidos por su presunta implicación en los hechos.

Finalmente, y entre importantes medidas de seguridad, el pasado día 11 de noviembre se efectuó la fase de explotación de la investigación, con cuatro registros -tres en domicilios y uno en la cafetería-.

Precisamente en el bar, los agentes detuvieron al responsable del local y al cabecilla de la trama, que fue sorprendido en plena transacción de droga, interviniéndole seis papelinas y 360 euros en moneda fraccionada. La pareja del anterior fue arrestada en las inmediaciones cuando realizaba funciones de “aguadora”, lo que refleja las medidas de seguridad que tomaba el grupo para tratar de detectar la presencia policial.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Málaga ha decretado el ingreso en prisión de cuatro de los seis detenidos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

habla con El Caso