Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una organización criminal dedicada a la adquisición, cultivo intensivo y distribución de marihuana entre España y otros países de la Unión Europea. La operación Apolo/Becerra ha concluido con la detención de siete personas, como presuntas autoras de los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal, defraudación de fluido eléctrico, entre otros ilícitos. Los investigadores realizaron seis registros en viviendas de alquiler, habiendo sido cuatro de ellas completamente transformadas en cultivos indoor de marihuana y una quinta como almacén de la droga. Han sido aprehendidos un total de 73 kilogramos de cogollos de marihuana dispuestos para su distribución y 1.014 plantas con un peso bruto de 400 kilogramos, dos pistolas -semiautomática y simulada- y cuatro vehículos.

La ardua investigación fue iniciada a comienzos del mes de mayo, cuando agentes de la Comisaría Local de Fuengirola y de la Comisaria Local de Torremolinos tuvieron conocimiento de la existencia de una organización criminal dedicada al tráfico de sustancias estupefacientes entre España y diversos países de la Unión Europea. El grupo adquiría importantes partidas de marihuana de proveedores locales, además de elaborar su propia producción.

Para esta práctica, la red delincuencial contaba con una importante infraestructura de viviendas alquiladas, las cuales eran utilizadas y preparadas para distintos fines –base de operaciones, guardería de las sustancias estupefacientes y cultivos indoor-.

Tras numerosas vigilancias, el pasado 25 de octubre, los investigadores observaron ciertas maniobras que hicieron sospechar sobre el inminente transporte de una partida de marihuana, estableciendo un dispositivo con el fin de interceptar la mercancía. Este operativo permitió aprehender la partida de 43 kilogramos de cogollos de marihuana y detener a los conductores de dos vehículos implicados en el transporte, uno portaba la mercancía y el otro realizaba labores de contra vigilancia y apoyo.

Estos hechos precipitaron la explotación de la investigación, siendo necesaria de manera urgente la entrada y registro a los domicilios vigilados ubicados en las localidades de Torremolinos, Mijas, Vélez-Málaga, Alcaucin y Málaga. Fruto de ello, se efectuaron seis registros en viviendas alquiladas por la organización, habiendo convertido cuatro de ellas en cultivos indoors y otra más en lugar de almacenaje de la droga.

Finalmente, la operación se saldo con la aprehensión de 73 kilogramos de cogollos de marihuana envasados al vacío y dispuestos para su distribución, 1.014 plantas de marihuana con un peso bruto de 400 kilogramos, dos pistolas -semiautomática y simulada-, cuatro vehículos, documentos falsos y 1.090 euros en metálico.

Resultaron detenidas siete personas, miembros de la organización delincuencial, imputadas por delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal, defraudación de fluido eléctrico, falsedad documental, tenencia ilícita de armas e infracción al Ley de extranjería.

De los hechos entiende el Juzgado de Instrucción número TRES de los de Fuengirola que decretó el ingreso en prisión de todos los arrestados.

 

 

 

 

 

 

 

 

habla con El Caso