Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido el pasado día 8 de diciembre en el aeropuerto de Málaga a dos hombres, de 30 y 47 años, ambos con una orden europea de detención y entrega dictada por las autoridades judiciales belgas y rusas, respectivamente.

Los prófugos fueron localizados en un control de pasajeros del aeródromo de la Costa del Sol. En este sentido, una vez los agentes confirmaron que tenían en vigor una orden europea de detención y entrega, los identificados fueron detenidos y conducidos a dependencias policiales.

Según una de las órdenes de detención, emitida por las autoridades belgas, al fugitivo M.E.H. le constaba una requisitoria judicial en relación con los delitos de tentativa de homicidio, violación de la ley de armas, destrucción deliberada por explosión, tráfico de drogas y participación en grupo criminal. Según se detalla en la orden de búsqueda, el detenido se dedicaba, junto a otros miembros de una red criminal, al tráfico de estupefacientes, ajustes de cuentas, y a la venta de tecnología encriptada a otras organizaciones.

Por otro lado, el otro prófugo, B.B., localizado en Málaga, estaba reclamado por las autoridades rusas con motivo de los delitos de estafa y pertenencia a grupo criminal. Así, entre los años 2013 y 2014, esta persona había liderado una organización que, mediante un entramado de clientes y empresas, llegó a estafar quinientos mil millones de rublos.

Los arrestados ya han pasado a disposición del Juzgado Central de Instrucción de la Audiencia Nacional.

 

 

 

 

 

habla con El Caso