Comparte esta noticia

 

La Guardia Civil en el marco de la denominada operación “Mokka” ha detenido a seis individuos de origen sudamericano como autores de varios delitos de hurto, robo, falsedad documental y suplantación de identidad.
La investigación se inició tras tener conocimiento los agentes de una organización criminal de “cogoteros” que se dedicaban al hurto y al robo a clientes de entidades bancarias en las provincias de Málaga, Granada y Sevilla, logrando sustraer grandes cantidades de dinero en efectivo.

Los detenidos, comunicados mediante sofisticados sistemas de telefonía y estrictas medidas contra-vigilancia, aparentaban realizar alguna actividad en el interior de la entidad bancaria para así seleccionar a su víctima entre personas que hubiesen reintegrado una cantidad elevada de dinero en efectivo.
Simulando un falso incidente, derramando algún líquido o arrojándole el dinero en metálico al suelo, conseguían abordarla ofreciéndole su ayuda, para así distraerla y lograr sustraerle el dinero que habían reintegrado en la entidad bancaria.
Para conseguir sus objetivos incluso utilizaban pinchos metálicos prefabricados para pinchar las ruedas del vehículo de la víctima y no dudaban en utilizar la violencia física si era necesario para cometer el robo.
El dinero sustraído era inmediatamente remitido a un país sudamericano para preservar y asegurar lo robado ente una posible actuación policial y el resto era ingresado en tarjetas bancarias de tipo prepago, habiéndose llegado a detectar durante la investigación envíos de hasta 90.000 euros.

Durante los registros practicados fueron intervenidos dos vehículos, numerosa documentación falsa e identidades a las que suplantaban, además de diferentes herramientas que utilizaban para cometer los robos.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial que decretó el ingreso en prisión para dos de ellos.

Esta operación ha sido desarrollada por agentes pertenecientes a la Compañía de la Guardia Civil de Coín.