Comparte esta noticia

 

La Policía Nacional ha detenido a tres hermanos, de 22, 25 y 40 años, por su presunta responsabilidad en un delito de tráfico de drogas, al desmantelar en una vivienda, en Fuengirola (Málaga), un punto de venta de sustancias estupefacientes al menudeo. Los agentes han intervenido en el domicilio 5.801 gramos de hachís, 1.525 euros en efectivo, tres teléfonos móviles y dos balanzas de precisión, entre otros efectos.

La operación ‘Sella’, realizada por agentes del Grupo II de Estupefacientes de la Comisaría de Fuengirola, se inició a partir de unas informaciones que apuntaban como miembros de una misma familia se estarían dedicando a la venta de drogas en un domicilio de la barriada del Boquetillo.

Continuando con las pesquisas, los investigadores ubicaron el inmueble en cuestión, identificaron a sus moradores y, además, levantaron varias actas de aprehensión entre clientes que acudían a la vivienda a adquirir sus dosis de estupefaciente.

Cannabis en la mesa del salón

Finalmente, en el registro efectuado en la vivienda, los agentes intervinieron 5.801 gramos de hachís, 1.525 euros, tres teléfonos móviles y dos balanzas de precisión, entre otros efectos y útiles para el corte de las sustancias. La droga incautada estaba a la vista, dispuesta en una mesa en el salón, junto con un cuchillo con restos de cannabis.

Los detenidos por su presunta implicación en un delito de tráfico de drogas han sido puestos a disposición judicial. De los hechos conoce el Juzgado de Instrucción número 3 de Fuengirola.