Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga, a un hombre de 53 años, como presunto responsable de un delito de atentado contra agentes de la autoridad. El investigado, cliente de un bar, comenzó a encontrarse indispuesto, motivo por el que trabajadores del establecimiento solicitaron una ambulancia para asistirlo. A su llegada, el hombre insultó e intentó agredir al equipo sanitario tras ser descubierto simulando que se asfixiaba para no abonar la cuenta del local.

Sanitarios contactan con el CIMACC 091
Los hechos ocurrieron sobre las 20:00 horas, del pasado 30 de enero, cuando el CIMACC 091 de la Policía Nacional recibió la llamada de un sanitario solicitando la comisión de una patrulla a un establecimiento sito en la calle Molina Larios, de la capital malagueña. Al parecer, habrían acudido, tras el requerimiento de los trabajadores de un bar, para asistir a un cliente que se encontraba indispuesto. Cuando los sanitarios intentaron atenderle esta persona les habría intentado agredir.

Fingió asfixia para no abonar la cuenta
A la llegada al restaurante, los agentes se entrevistaron con los sanitarios quienes declararon que, acudieron al lugar para atender a un hombre que presentaba síntomas de asfixia.
Tras percatarse el médico que el paciente fingía su enfermedad para no abonar la factura del local, el hombre comenzó a proferir insultos y amenazas contra el equipo médico, pretendiendo incluso introducirse en el interior de la ambulancia para agredir a los sanitarios.
Por todo ello, la patrulla procedió a la identificación y detención del agresor, quien durante el desarrollo de la intervención presentó una actitud agresiva frente a los agentes.
El detenido, como presunto autor de un delito de atentado contra agentes de la autoridad, fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial.