Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Torremolinos a una mujer. de 38 años, por su presunta implicación en un delito contra la salud pública y otro de tenencia ilícita de armas. El arresto se produjo tras acudir agentes de la UPR de la Comisaria Local del municipio a la desocupación de un inmueble, ordenado por la autoridad judicial. Cuando los agentes procedieron a la entrada en la vivienda, encontraron una bolsa de grandes dimensiones con marihuana, procediendo a paralizar el desalojo y avisar al magistrado. En el registro realizado fueron intervenidos 270 gramos de hachís, 5.921 gramos de marihuana, 750 cartuchos de diferentes calibres, un cargador, una balanza y dispositivos móviles.

Los hechos ocurrieron el pasado día 25, cuando el Juzgado de Instrucción número cinco de Torremolinos determinó el desalojo de una vivienda del municipio. Los agentes encargados de llevar a cabo el lanzamiento judicial, con el fin de no violentar el acceso y permitir que las personas desalojadas pudieran recoger sus enseres, permanecieron a la espera de la presunta inquilina durante más de una hora y media, accediendo a la vivienda cuando esta finalmente se personó.

Ya en el interior del domicilio, los actuantes realizaron, ante la presencia del procurador del juzgado y la inquilina, una verificación sobre la posible existencia de otros habitantes. En lugar de ello, los policías localizaron una bolsa de grandes dimensiones que contenía al parecer sustancias estupefacientes. De forma inmediata el desalojo fue paralizado, con el fin de poner en conocimiento del juzgado responsable el hallazgo.

Así, con el conocimiento de la autoridad judicial y la comunicación a los investigadores del grupo de UDEV II de la Comisaría Local de Torremolinos, se iniciaron gestiones que permitieron el registro de la propiedad con la intención de hallar otros elementos que pusieran de manifiesto un delito de tráfico de drogas.

La actuación policial concluyó con la intervención de 270 gramos de hachís, 5.921 gramos de marihuana, 750 cartuchos de diferentes calibres, un cargador, una balanza y dispositivos móviles, localizado todo ello en el registro del domicilio sobre el que constaba la orden de desalojo.

Los agentes procedieron a la detención de la mujer, de 38 años, por su presunta participación en un delito de contra la salud pública y otro de tenencia ilícita de armas.

Lo actuado fue puesto en conocimiento del Juzgado de Instrucción número DOS de Torremolinos.